El Partido Popular presenta una moción para la adquisición e instalación de generadores de ozono en edificios municipales
Leer más
El Gobierno anuncia un impuesto para los envases de plástico de un solo uso
Leer más
El consistorio inicia una campaña informativa para prevenir los efectos del mosquito tigre
Leer más
El producto CREMA GLOBAL SERAPIA está en oferta
Ver oferta

Las pérdidas por el COVID-19 en el sector ovino-caprino de nuestro territorio pasan de los 12 millones de euros

Requena (08/04/20) La Unión de agricultores y ganaderos

LA UNIÓ de Llauradors i Ramaders, una vez analizado el borrador del Real Decreto destinado a ayudar a los ganaderos de ovino y caprino publicado por el Ministerio de Agricultura, cree que deberían contemplarse ciertas modificaciones para que las ayudas vayan destinadas a quien realmente las necesita, los productores de ovino y caprino con dificultades para vender su producción.

LA UNIÓ considera así que las ayudas anunciadas por el Gobierno, tal y como están articuladas, dejan fuera a muchos ganaderos de la Comunitat Valenciana pues conllevan la obligación de vender a matadero dejando de lado a todas aquellas explotaciones que no consiguen vender o venden a intermediarios.

El sector ovino-caprino es uno de los principales damnificados en la CV por el COVID-19 con más de 12 millones de euros en pérdidas, estimadas en función de los dos meses de confinamiento (marzo y abril) y también de su repercusión a lo largo de todo el año. La venta de corderos, cabritos y carne de vacuno ha descendido de una forma alarmante. Fuera del consumo de la restauración ante el cierre de restaurantes, el consumo en los hogares se decanta por otro tipo de carnes más baratas como el pollo o el cerdo. También les afecta de forma considerable a los productores de ovino y caprino de leche, cuya producción iba destinada a la elaboración de quesos o yogures y que se han quedado sin salida comercial ante el cierre de restaurantes y mercados ambulantes.

De acuerdo con lo establecido por el Ministerio, el importe máximo de la ayuda sería de 30 euros por animal, con una edad igual o menor a 4 meses, que hayan salido de la granja con destino al matadero entre el 14 de marzo y el día siguiente a la finalización del estado de alarma, ambos inclusive, hasta un máximo de 70 animales por granja y de 200 en el caso de tratantes centros de concentración.

De los 11,5 millones de hembras reproductoras en España en torno al 55-70% se encuentra en paridera, por tanto alrededor de 7,2 millones de corderos podrían entrar en comercialización. El Ministerio, sin embargo, plantea ayudar solamente a los primeros 70 corderos que se vendan en la granja, alrededor de 2,1 millones.

En este sentido, la organización propone que se destinen las ayudas en función de hembras reproductoras para aquellas explotaciones que al menos tengan 125 en caso de explotaciones de ovino y 65 hembras reproductoras en explotaciones de caprino. Igualmente se plantea que el número máximo de animales subvencionables en estas explotaciones sea de 1000 hembras reproductoras en ovino y 600 en caprino, en granjas gestionadas por personas físicas y en caso de sociedades, ese valor multiplicado por el número de socios. El importe planteado por hembra reproductora sería de 15€.

De esta manera, según la organización, con este criterio se conseguiría beneficiar a las explotaciones profesionales que viven de la actividad ganadera. Por otro lado, propone eliminar como a las explotaciones de tratantes u operadores comerciales y los centros de concentración de animales que compran ganado a precio muy bajo y lo venden sacando un gran margen.

Aparte de los cambios en las ayudas, LA UNIÓ demanda una simplificación de los trámites y facilitar la presentación de solicitudes. Carles Peris, secretario general de LA UNIÓ, cree que “aparte de mejorar las ayudas para que accedan el máximo número de productores de ovino-caprino en crisis para evitar el abandono de sus explotaciones, hay que agilizar la gestión y los trámites con objeto de que lleguen lo más pronto posible porque hay casos en la Comunitat Valenciana de urgente necesidad”.

Comparte: LA UNIÓ pide cambios en las ayudas para los productores de ovino-caprino porque quedarían fuera gran parte de los ganaderos de la Comunitat Valenciana