Mujeres con diversidad funcional y jóvenes utielanas de éxito, protagonistas de la campaña 8M de Utiel
Leer más
La Asociación Mujeres por Derecho pide hacer bien visible la reivindicación de la lucha por la igualdad con motivo del 8 de marzo
Leer más
EEUU suspende durante cuatro meses los aranceles del 25% que sufría el vino y el aceite
Leer más

LA BITÁCORA DE BRAUDEL /JCPG

Uno de los fundamentos del estío es que en el ámbito de la vida pública apenas pasa nada (por lo menos nada significativo desde el punto de vista de los medios, sobre todo porque los políticos andan de vacaciones), mientras que en el espacio de los privado lo que pasa es muy positivo. Se está de vacaciones, generalmente, y esto produce alegría porque se rompe con la rutina, se descansa y se hacen otras cosas. La gente se solaza con su caña, su piscina, su charla familiar.

En cambio, durante este verano la prensa hierve de noticias. Que si los Pujol dedicados a forrarse, que si el Rey ordena su casa, que si lo de Gaza. Gaza; este sí que es el gran drama, la enorme matanza en la misma puerta de nuestra casa mediterránea. El sempiterno problema del dret a decidir…

No andamos ayunos, pues, de asuntos trascendentes. Pero mi reflexión de hoy quisiera enfocarla hacia el ámbito de nuestra tierra. En nuestro nivel de lo local y diminuto, me llama la atención que la programación cultural de los medios de comunicación huye a sus vacaciones. Que conste que no critico que programas culturales interesantes se interrumpan y sus autores tomen un descanso; sin duda lo merecen. Me llama la atención que con temas de tanta profundidad no existan programas dedicados a hacer pedagogía entre nuestros conciudadanos. Es más creo que no existen programas que difundan una cultural global de tono histórico y literario; programas que, más que acentuar el ombliguismo, busquen las conexiones de las creaciones culturales del pasado y de la actualidad. Y conste que no me refiero a programas sesudos y áridos; serían posibles programas divulgativos de literatura, arte o historia tratados de manera desenfadada pero con un cierto nivel de seriedad y honradez.

Sé que esta es una labor muy compleja. Pero existen varias emisoras de radio, tanto en Requena como en Utiel que son canales apropiados. Son muy escuchadas y constituyen un referente para mucha gente, incluso durante la vendimia y en medio de las viñas. Sin embargo, no se abordan estas vertientes de la educación de las masas. Es más fácil elaborar una programación de tipo musical, tipo canciones para el recuerdo, que echar mano de gente que planifique programas capaces de formar al público en los grandes problemas de nuestro tiempo: el problema de la sequía y las disponibilidades de agua, la cuestión de Israel y su guerra con Palestina, la literatura que se lee hoy y sus principales autores, … Tales temáticas permiten la elaboración de un pensamiento crítico y la difusión de ideas y enseñanzas capaces de formar a la gente y estimular el gusto por la cultura.

Es tan largo el estío que incluso deja tiempo para la lectura. Y en este terreno es imperioso leer historia. Que la historia es importante, nos lo demuestran cada día nuestros gobernantes al hacer mención a ella, por supuesto manipulándola en su propio beneficio. Movimientos políticos actuales la manipulan descaradamente para crear un discurso paralelo, ficticio, pero quizás efectivo en gentes que no reciben otra información. Los medios tienen la responsabilidad de difundir los planteamientos históricos basados en la verdad documental, no en las ilusiones de unos pocos que sin empacho alguno diseñan la historia que les viene bien.

Las conmemoraciones son oportunidad de realizar un esfuerzo suplementario en el terreno de la promoción de la cultura. Las bibliotecas lo han hecho durante el año. Hay que recordar efemérides como la Gran Guerra, el centenario de El Greco (un artista que desarrolló una fusión singular de Oriente con Occidente), el final de la Guerra de Independencia, etc. Huyendo de mitificaciones absurdas, hay que conseguir que la gente conozca la historia y la cultura generales.

Algo sí se hace. La página web historiarum.webnode.es es un paradigma de información seria sobre los más variados aspectos de la realidad humana. Aspectos históricos. Elementos propios de la historia local de nuestra Meseta. Grandes cuestiones abiertas en la situación actual del mundo. Una perspectiva amplia y abierta anima una página poblada de temas tan singulares como la realidad del municipio tarraconense, la revuelta de la Niká y la cuestión de Gaza, con incursiones locales por otros derroteros.
La increíble dejación del campo de la información y la educación sobre el mundo actual desde nuestros ámbitos locales se produce en el momento en que la gente, durante sus vacaciones, posee más tiempo libre para acceder contenidos culturales que les interesan. ¿No es preciso ya plantearse seriamente que la salida lógica de los medios locales de comunicación no es sólo la música y algunas noticias, precisamente las elaboradas por los partidos para proceder a una propaganda de sus planteamientos? ¿Acaso no es el hambre de cultura la que explica la exitosa Semana cultural Venturreña, que va ya por la enésima edición? El remember the music está bien, pero sobre todo para las verbenas de las fiestas de los pueblos.

En Los Ruices, a 25 de agosto de 2014.

Comparte: Hambre de cultura