Publicada la Orden General de Vedas para la Comunidad Valenciana 22/23
Leer más
La violonchelista Mayte García Atienza será este año pregonera de la Feria de Requena
Leer más
Cerrados los parques naturales de Chera-Sot de Chera y Las Hoces, entre otros por la máxima alerta ante la posible proliferación de incendios forestales
Leer más

Resumen del programa nº 107 de “En este lugar…” (21-6-2016): “Arqueología y Sociedad”, con Maria Jesús Maronda Mérida, arqueóloga.

Se estima que es el siglo XVIII el que inaugura la práctica de la Arqueología como disciplina independiente al estudio de los documentos históricos. La llegada de la Ilustración y la motivación de reyes ilustrados, como Carlos III en España, permitió el estudio de ciudades de la antigüedad como Pompeya, las pirámides egipcias o los grandes monumentos de civilizaciones pasadas. En la Comarca de Requena-Utiel, según afirma nuestra invitada, la arqueóloga Maria Jesús Maronda, fue en el siglo XX cuando fue posible el redescubrimiento de los numerosos asentamientos neolíticos e íberos que se situaron en las fértiles vertientes hidrográficas del Magro y el Cabriel.

La importancia de los poblamientos prerromanos en nuestra Comarca tiene una cualidad asociada, y es que en aquellas épocas ya era habitual el cultivo de la vid y la producción de vinos, como se afirma por los restos arqueológicos encontrados en Las Pilillas dentro del municipio de Requena, el Molón de Camporrobles, o el poblado ibérico de Kelin en Caudete de las Fuentes. El Museo de Requena, como museo de ámbito comarcal, recoje muchas de esas piezas encontradas en los recientes estudios arqueológicos.

Pero un detalle a tener en cuenta y que la protagonista de este programa conoce en profundidad, es que existieron numerosas villas romanas, de carácter rural, en nuestro entorno comarcal. Hasta el momento, los restos de mayor importancia encontrados, son las termas romanas halladas en el término requenense de Los Tunos. Maria Jesús Maronda reconoce que la presencia de los romanos en las zonas rurales, a diferencia del conocimiento existente sobre éstos en el ámbito urbano, es todavía muy limitado, por lo que se parte de muchas hipótesis, todas ellas relacionadas con las vías romanas que unían la costa de la península ibérica con la meseta central. Su trabajo al lado de las comunidades de regantes de la pedanía de San Antonio, le ha permitido constatar que la Vega del Magro fue un lugar de estancia y tránsito habitual en determinados momentos del imperio romano.

Aprovechando la reciente realización de un curso “Aula abierta” con el título Arqueología y Sociedad, la arqueóloga Maria Jesús Maronda, nos explica los conceptos principales sobre arqueología que expuso en esos días, incidiendo en la importancia que tiene el aprovechamiento sostenible de los bienes arqueológicos de nuestra Comarca, como creador de un nicho de empleo de alto valor añadido. También resalta que el carácter de patrimonio público de los bienes arqueológicos debe obligar a los gobernantes a interesarse en la difusión pública de la existencia de estos bienes y a promover la participación ciudadana para su mayor conocimiento, la educación ambiental y el aprovechamiento con carácter conservativo de estos valores en la generación de nuevas riquezas turísticas.’

Comparte: ARQUEOLOGÍA Y SOCIEDAD