El ayudante de dirección, Julián Núñez Sánchez, será el pregonero este año de la Feria de Requena
Leer más
El Ayuntamiento de Requena lanza la campaña “No es No” por cuarto año consecutivo
Leer más
Última hora sobre la Zurra 2019
Leer más
El producto PACK COVIÑAS AL VENT está en oferta
Ver oferta

– Esta organización reclama al Gobierno español que reconsidere su postura ante el brutal impacto en nuestra producción final Agroalimentaria

– Cítricos, arroz, hortícolas, vacuno o porcino, se verían también afectados por la competencia desleal de las producciones del Cono Sur.

– Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay permiten la utilización de hormonas de crecimiento y antibióticos en ganadería y productos fitosanitarios en agricultura prohibidos desde hace décadas en la UE.

Valencia (02/07/19) COAG-CV

La Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) ha reclamado al Gobierno español que reconsidere su postura ante el acuerdo con Mercosur, por el brutal impacto que produciría en sectores como cítricos, arroz, hortalizas, vacuno de carne, porcino o remolacha azucarera, que serían los principales afectados por la competencia desleal de estas producciones, en base a la utilización de hormonas de crecimiento, antibióticos y pesticidas prohibidos en la UE desde hace décadas.

En el caso de los cítricos, un sector muy afectado ya por el aumento de concesiones acumuladas por otros acuerdos comerciales como el de Sudáfrica, la firma de este acuerdo supondrá empeorar aún más la situación en los próximos años por la liberalización de las importaciones de zumo de naranja de Brasil, que ya ostenta el 90% del mercado de la UE. Ello supondrá el cierre de las pocas industrias que quedan en España.

Otro producto mediterráneo que deberá ser reconocido como un sector sensible es el arroz, que también ha sufrido ya las concesiones de otros acuerdos comerciales. Debemos recordar que el arroz se cultiva en España en zonas medioambientalmente muy sensibles y donde no existen alternativas de cultivo.

El vacuno de carne, un sector con amplia implantación en zonas de nuestro territorio con gran valor ambiental, soporta ya importaciones de Mercosur que suponen el 80% de la carne de vacuno que entra en la UE y cualquier concesión adicional introducirá fuertes desequilibrios en este mercado en un momento en que tendremos que enfrentar también el Brexit.

Estas concesiones no solamente hacen peligrar un tejido económico en las zonas productoras ya castigadas, sino que pone en duda el modelo productivo que defiende la UE, más respetuoso con el medio ambiente y de acción por el clima, que será imposible de controlar en las producciones de Mercosur y que entrarán en unas condiciones competitivas mejores y con menos requisitos en el mercado de la UE.

COAG ya ha mostrado de forma reiterada su oposición frontal a este acuerdo por considerar que pone en peligro el sostenible modelo agrario europeo y la seguridad alimentaria de los consumidores de la UE. “De hecho, en 2017 saltó a la luz pública el escándalo de la carne adulterada en Brasil, protagonizado por varias empresas, entre las que se encuentran las más importantes del sector, que adulteraban la carne que vendían en el mercado interno y externo. Rusia también decidió suspender en su momento las importaciones de carne de vacuno y porcino de origen brasileño al detectar sustancias prohibidas (ractopamina y otras hormonas de crecimiento en ganado)”, ha subrayado Miguel Blanco, Secretario General de COAG.

 

Debemos recordar las estrictas normas de obligado cumplimiento que rigen para los productores europeos en materia sanitaria, fitosanitaria, zoosanitaria y de sanidad animal y de respeto medioambiental que la UE debe conseguir que queden garantizadas de forma clara e inequívoca en el acuerdo para asegurar a los consumidores europeos que los productos alimenticios que adquieran en el mercado comunitario cumplen con todos los requisitos y estándares europeos.

 

COAG, junto con la Plataforma en contra del TTIP y el CETA, ha denunciado durante los últimos años los perniciosos efectos de los acuerdos de libre comercio de la UE para el modelo social de agricultura, (mayoritario en Europa y nuestro país), vital para garantizar la calidad, la seguridad alimentaria, la preservación del medio ambiente y desarrollo de las zonas rurales.

Comparte: El sector agrario será el gran perjudicado ante el acuerdo de la Unión Europea con Mercosur