El PRyA lamenta el retraso en el pago de las subvenciones a los sectores de la hostelería y los locales  de ocio
Leer más
Alerta por mensajes falsos de vacunación
Leer más
La bajada de temperaturas amenazan a los viñedos
Leer más

Requena, (09/03/21). Redacción.

Durante la tercera ola, la expansión de la pandemia en la Comunidad Valenciana ha estado descontrolada de tal forma que llegamos a convertirnos en la región europea en la que más contagios se registraban. Contagios descontrolados en una Comunidad que esta a la cola en realización de Test PCR, que se niega a realizar cribados masivos a la población y que tampoco impulsa test de antígenos entre sus vecinos como si están haciendo otras Comunidades.

Mientras en el resto de España se han preparado para afrontar con garantías futuros picos de contagios construyendo hospitales con los que evitar el colapso de su sistema de salud, aquí el Presidente Ximo Puig apostó por unas carpas inservibles que han costado 16 millones de euros y que han sido desalojadas a las pocas horas de entrar en funcionamiento porque literalmente “salían volando”. Apostar en exclusiva por estas deficientes carpas ha dejado a nuestro sistema de salud sin “Plan B”, lo que ha llevado al colapso a muchos de nuestros hospitales.

Un año después del inicio de la pandemia, nadie puede justificar ya lo que se confirma como una muy deficiente gestión del Consell respecto a las infraestructuras sanitarias en la lucha frente al Covid-19. Tres olas después, en la Comunidad Valenciana tenemos infraestructuras y profesionales sanitarios llevados al límite. Y seguimos esperando a que se dote a nuestro sistema de salud de los recursos materiales y humanos suficientes para afrontar con garantías futuros picos de contagios.

No se puede alegar desconocimiento, ni podemos seguir anclados en la improvisación o la autocomplacencia. La consellera de Sanidad, Ana Barceló, aseguró en Les Corts que estábamos preparados para afrontar una tercera ola, pero no era cierto y la realidad lo ha desmentido rotundamente: pacientes en los pasillos, en gimnasios, en las capillas, en las salas de Juntas, en cafeterías. Los hospitales de nuevo desbordados se han visto obligados a hacer una adaptación extrema de espacios que en la mayoría de los casos se hubieran podido evitar con una planificación adecuada de espacios alternativos.

La utilización de recintos como Feria Valencia o Feria Alicante (IFA), siguiendo el ejemplo de IFEMA en Madrid, hubieran sido una buena alternativa para evitar la saturación de nuestros hospitales en las primeras olas. Unos recintos que la Generalitat negó a los pacientes y que ahora han decidido habilitar para que “descansen” allí los residuos Covid. La primera ola de la pandemia definió perfectamente cuáles eran las necesidades que debía mejorar nuestro sistema de salud, aquella valiosa información debería haber servido para impulsar nuevas infraestructuras sanitarias que evitaran la saturación de nuestros Hospitales y mejoraran la atención sanitaria de los valencianos. Pero no ha sido así. Mientras otras Comunidades han sido capaces de levantar nuevos hospitales como el Isabel Zendal de Madrid, aquí seguimos esperando las nuevas UCI prometidas por el Consell que debían estar en funcionamiento en 2020 y que desgraciadamente siguen sin estar operativas.

No están operativas las 220 UCI prometidas y contratadas para los Hospitales de campaña, ni tampoco tenemos operativas las UCI de nueva construcción anunciadas para algunos de nuestros Hospitales. En las tres provincias encontramos espacios que por sus características podrían albergar de manera provisional camas UCI.

El Centro de Tecnificación Deportiva en Vila-real, el Centro Doctor Esquerdo en Alicante, los Hospitales de Bétera, el Hospital Militar de Mislata o los recintos feriales de Feria Valencia y Feria Alicante podrían ser muy útiles en estos momentos de la Pandemia. La previsible llegada de una cuarta ola, con el agravante de la dureza de nuevas cepas como la británica, la brasileña o californiana, hace imprescindible garantizar la existencia del mayor número posible de Unidades de Cuidados Intensivos. No podemos seguir dejando la salud de nuestros vecinos en manos de unas UCI que no llegan.

Es necesario activar propuestas alternativas que garanticen estas dotaciones de cuidados intensivos. Por todo lo anteriormente expuesto, el Grupo Popular propone al Pleno la adopción de los siguientes

ACUERDOS:

Primero. Instar al Consell de la Generalitat Valenciana a acelerar al máximo la puesta en funcionamiento de las necesarias nuevas UCI anunciadas para algunos hospitales de la Comunidad. Segundo. Instar al Consell de la Generalidad Valenciana a ampliar de forma inmediata el número de camas UCI, utilizando para ello, de manera provisional, instalaciones ubicadas en las tres provincias como Feria Valencia, Feria Alicante (IFA), el Centro de Tecnificación Deportiva en Vila-real, el Centro Doctor Esquerdo en Alicante o los Hospitales de Bétera o el Militar de Mislata, entre otros. Tercero. Dar traslado del presente acuerdo al Presidente de la Generalitat, al Consell y a todos los grupos parlamentarios con representación en Las Cortes Valencianas.

Fuente: PP Requena.

Comparte: El PP de Requena presenta una moción para dotar de forma inmediata de nuevas UCI al sistema de salud valenciano