Ximo Puig: “en cada hogar y restaurante de la Comunitat debe haber esta Navidad cava de Requena por su excelencia”
Leer más
El cardenal Cañizares preside este domingo en Utiel la misa de clausura de la visita pastoral al arciprestazgo “Beato Francisco Gálvez”
Leer más
El Sporting vence 15 años y 3 meses después en el Bertrán Báguena
Leer más

El incendio forestal del pasado verano quemó alrededor de 1300 hectáreas de este término

Requena (22/11/22)- Conselleria

El Pleno del Consell ha validado un total de siete declaraciones de emergencia para la realización de obras por los incendios forestales del verano, por un importe conjunto de 2.174.752,14 euros.

En cuanto a las actuaciones que nos afectan, el Consell ha aprobado destinar 249.752,14 euros.  en la restauración post- incendio de Venta del Moro.

Como consecuencia de los incendios que hemos tenido este pasado verano, se ha consumido la cubierta vegetal que cubre el suelo, perdiendo su protección más inmediata frente a la acción del viento y la lluvia.

Esto, unido a las elevadas pendientes y a las lluvias torrenciales que caen en la Comunidad Valenciana en otoño, se recomienda realizar una serie de intervenciones inmediatas para mitigar la erosión, reducir la escorrentía superficial, con el fin de prevenir posibles inundaciones aguas abajo de la zona incendiada, y actuar sobre la vegetación, para garantizar su adecuada regeneración.

Entre las actuaciones que se están ejecutando está la eliminación de árboles a los lados de carreteras, caminos y pistas forestales para evitar caídas y evitar riesgos para las personas. Además, se apean los árboles quemados y se eliminan los restos o bien se construyen fajinas para evitar la erosión en laderas.

Las fajinas son construcciones para reducir la erosión del suelo manteniéndolo en zona y retener la humedad, y se realizan aprovechando la madera y troncos quemados, colocados siguiendo las curvas de nivel y permiten evitar escorrentías.

También se reconstruyen muros de mampostería en seco, se van a recuperar algunos bancales que antiguamente estaban cultivados para que puedan servir de alimento a la fauna, y también hay planificadas balsas de agua para la fauna, trabajos consensuados en la mayoría de ocasiones con las sociedades de cazadores locales.

Igualmente, se llevan a cabo tareas de apeo y eliminación de arbolado muerto que puede suponer un riesgo fitosanitario, normalmente en la zona del perímetro del incendio. Y se arreglan las pistas y caminos de la zona, ya no sólo por su uso por los servicios de extinción, sino porque son fundamentales para tareas agroforestales de los vecinos de la zona, incluidas también las de prevención de incendios.

 

Comparte: El Consell destinará 249.752,14 euros en la restauración post- incendio de Venta del Moro