Dispositivos del Valle de Ayora y de Castilla-La Mancha socorren un incendio agrícola provocado por una cosechadora
Leer más
El SC Requena lanza su campaña de abonos para esta nueva temporada en el Grupo II de la Regional Preferente
Leer más
Muere un séptimo ratonero electrocutado en el tendido eléctrico del término de Caudete de las Fuentes
Leer más

Denuncia que la central nuclear tiene las piscinas del combustible usado «llenas de residuos nucleares».

València (24/02/20) Fuente Lavanguardia.com (EFE)

El portavoz adjunto de Compromís en Les Corts, Juan Ponce, ha afirmado que si no se quiere tener «un Fukushima valenciano», la central nuclear de Cofrentes tiene que cerrar en 2021.

El año 2021 es la fecha del fin del funcionamiento de la nuclear, aunque Iberdrola «está maniobrando para alargar la licencia hasta 2030», ha lamentado Ponce, que ha denunciado que la central nuclear tiene las piscinas del combustible usado «llenas de residuos nucleares».

Según Ponce, los residuos que se generan cada día tienen que salir de esas piscinas al Almacén Temporal Individualizado (ATI) que está situado a la intemperie, junto a la central, a poco más de un kilómetro del pueblo y a unos 200 metros del río Júcar, que riega y da de beber al área metropolitana de València e, incluso, a una gran parte de la provincia, con los riesgos medioambientales y para la salud de las personas que implica.

Compromís ha trasladado su apoyo al colectivo Tanquem Cofrents, que «está sufriendo las presiones» de Iberdrola después de denunciar a algunos miembros de la entidad por colgar una pancarta en el embalse de Contreras coincidiendo con el sexto aniversario de la catástrofe de Fukushima.

«Esas dos personas se enfrentan ahora a elevadas multas, mientras la eléctrica hace caja y no deja de enriquecerse a expensas de los riesgos asociados al funcionamiento de la obsoleta central nuclear», ha concluido Juan Ponce. EFE

Comparte: Compromís: Si no queremos un Fukushima, Cofrentes tiene que cerrar en 2021