El SC Requena lanza su campaña de abonos para esta nueva temporada en el Grupo II de la Regional Preferente
Leer más
Muere un séptimo ratonero electrocutado en el tendido eléctrico del término de Caudete de las Fuentes
Leer más
El C.F. Sinarcas celebrará, a mediados de agosto, el 60 aniversario de su federación
Leer más

En Requena Utiel se han producido 22 siniestros y en la comarca de Cofrentes-Ayora 4.

Requena (21/11/19).

El Consorcio Provincial de Bomberos de València (CPBV) alerta del aumento de incendios en viviendas con la llegada del frío. Este año se han registrado un total de 532. De esos, 244 se han producido entre enero y abril.

“Después de un descenso considerable en los meses estivales (187), con la llegada del frío detectamos un repunte de incendios de viviendas, una tendencia que constatamos año tras año”, explica la presidenta del Consorcio, Maria Josep Amigó.

En 2018 el Consorcio registró un total de 650 incendios en viviendas a lo largo de todo el año.

Las principales causas son los aparatos eléctricos en mal sido, que generan cortocircuitos, así como instalaciones eléctricas deficientes en casas antiguas en las cuales no hay, por ejemplo, interruptores diferenciales de corriente.

Los aparatos de calefacción como estufas, radiadores y chimeneas en estancias sin ventilación también están detrás del origen de numerosos fuegos en el hogar.

“Si están en funcionamiento durante mucho de tiempo y las puertas y ventanas están cerradas, se consume el oxígeno y se forma el mortal monóxido de carbono”, alerta Amigó.

Detrás de otros incendios están las chimeneas con mal mantenimiento, braseros bajo de las mesas camilla, estufas eléctricas y velas.

LA PREVENCIÓN, CLAVE

Por eso, la prevención resulta clave para evitar este tipo de situaciones .El Consorcio aconseja revisar todos los aparatos de combustión líquida o con gas inflamable. También es muy importante colocar detectores automáticos de humo, que pueden salvar vidas.

Pide además que se vigilen las fuentes de ignición y que estas se apaguen antes de acostarse. Las velas nunca tienen que dejarse encendidas al irse a dormir.

Según los últimos datos de un informe presentado por la Fundación*MAPFRE y la Asociación Profesional de Técnicos de Bomberos el año pasado murieron 123 persones en incendios en España por fuegos o explosiones, ya fuera por quemaduras o inhalación de humos, en espacios cerrados o al aire libre. De ellas 16 en la Comunidad Valenciana, la segunda autonomía con más víctimas mortales.

La principal causa que ha provocado la defunción del mayor porcentaje de víctimas es la intoxicación o inhalación de humos o gases tóxicos.

 

 

Comparte: Los bomberos alertan del aumento de incendios en viviendas cuando llega el frío