Se abren los programas de "Termalismo 2020"
Leer más
Crispación en Requena tras la charla sobre la Ley Marzá del Secretario Autonómico Miquel Soler
Leer más
Utiel se presenta en FITUR con recreaciones históricas y demostraciones gastronómicas
Leer más
El producto CREMA GLOBAL SERAPIA está en oferta
Ver oferta

Requena, (12/01/20). Redacción – Diario de gastronomía.

Con sus más de 960.000 hectáreas de viñedos cosechados —un 13 % de la superficie mundial— España es el país que dispone la mayor cantidad de terreno dedicada a este cultivo. Sin embargo, está lejos de ser el más productivo, por detrás de países sin una gran tradición vitícola, como es el caso de China.

En este sentido, una startup internacional, Terraview, respaldada por algunos de los inversores y empresarios de tecnología más conocidos del mundo, ha desarrollado un software con un algoritmo propio con el que, utilizando tecnologías de vanguardia, y a partir del análisis de datos de drones, ofrece información muy práctica para los viñedos, ayudando al sector a producir más y mejor. La compañía se ha especializado en el procesamiento de imágenes de viñedos a través de su propia plataforma de software con tecnologías de última generación como la inteligencia artificial y el big data.

“España está considerado el país del vino debido a su tradición, pero los datos nos muestran que no está aprovechando todo su potencial. Por este motivo hemos apostado por la implantación de las últimas tecnologías para modernizar y digitalizar el sector de la viticultura. Nuestro software seguirá mejorando e incorporando nuevas funcionalidades a medida que vaya aprendiendo de cada viñedo. Queremos crecer junto con los agricultores y las bodegas, ayudándolos a estar a la vanguardia de la viticultura de precisión”, explica Prateek M. Srivastava, CEO y cofundador de Terraview, añadiendo que “una gestión ineficiente de la viña conduce a pérdidas económicas sustanciales en todo el mundo que pueden alcanzar hasta los 32.000 millones de dólares anuales debido a problemas de riego y gestión de enfermedades, así como 15.000 millones de dólares por deficiencias en el pronóstico meteorológico”.

El análisis de datos de drones

Como solución, la compañía captura imágenes de alta calidad a través de un conjunto de drones que sobrevuelan la plantación, y los datos recogidos son procesados por una plataforma propia desarrollada por ellos mismos, que se basa en inteligencia artificial, machine learning y realidad aumentada. También han desarrollado un algoritmo propio con el que procesan las imágenes, proporcionando un escaneado completo y detallado del viñedo, a través del cual el viticultor puede tener información sobre el nivel de hidratación del suelo o cuál es el momento adecuado para la poda, así como detectar de forma temprana posibles plagas y anticiparse a otras futuras. Además, permite tener una previsión meteorológica precisa y detallada y un análisis aéreo e informe de cobertura de dosel.

Y, gracias a la realidad aumentada, el viticultor puede realizar la poda como si de verdad entrase en el viñedo, al identificar las localizaciones exactas sin margen de error, detectar antes de tiempo las infecciones bacterianas y de hongos, e incluso, identificar variaciones hídricas en el suelo, mediante el uso de uno de los sensores más avanzados del mundo, mejorando la productividad y la calidad del cultivo.

Comparte: Hacia una viticultura de precisión a partir del análisis de datos de drones