Ayora Turismo apunta, en un comunicado, el resultado positivo de la celebración de la XX edición de El Primer Corte de la Miel de Ayora
Leer más
Diputación de Valencia premia a 24 mujeres en el día de la Mujer Rural
Leer más
Una mesa redonda será el colofón del II Congreso de la naturaleza
Leer más

Mediante una nota de prensa, la Societat Valenciana d’Ornitologia (S.V.O) argumenta su postura frente al Plan Especial de ordenación de infraestructuras de generación de energía solar fotovoltaica en estos municipios.

 

Ayora (28/09/2021)- Laura Sánchez Benejama

En un reciente comunicado, la Societat Valenciana d’Ornitologia (S.V.O) se posiciona en contra de la instalación de plantas fotovoltaicas en los parajes de alto valor ecológico de los municipios de Ayora, Zarra y Jarafuel.

De la misma forma, esta se encuentra apoyada por otras entidades. Estas son la Asociación Naturalista de Ayora y La Valle (ANAV), la Sociedad Odonatológica de la Comunidad Valenciana (Parotets-S.O.C.V.), y la Plataforma Sierra de Chiva, apoyadas por la Alianza Energía y Territorio (ALIENTE).

En su discurso, estas asociaciones consideran este Plan Especial “un ejemplo de modelo energético especulativo que está afectando gravemente al campo valenciano”.

En sus alegaciones, las plataformas en contra de la instalación apuntan que los terrenos en los que se pretende llevar a cabo el trabajo han mantenido hasta la fecha un aprovechamiento agrario tradicional perfectamente integrado en el entorno. Además, contienen bienes arqueológicos y otros de importancia histórico-cultural, así como una elevada biodiversidad con especias de fauna seriamente amenazadas.

Por lo anterior, y debido a que El Plan permite la instalación de macroplantas fotovoltaicas sobre La Cañada de Jarafuel, las Vegas de Ayora, y otros parajes de elevado valor ambiental, supone una gran amenaza que condiciona la vida de estos enclaves. Por su singularidad, la S.V.O asegura que esta área está catalogada como Paisaje de Relevancia Regional y además posee “sobrados valores naturales para ser declarada como Parque Natural”.

Siguiendo en su posición, estas asociaciones alegan la ocupación y degradación del gran mosaico agroforestal, así como sus cultivos cerealistas y encinares adehesados rodeados de pinares de la zona. Esta se distribuye entre las sierras del Boquerón, Las Atalayas, Monte Mayor y La Hunde. Por ello, estas entidades “consideran inadmisibles la ocupación por macroplantas fotovoltaicas, vallados y tendidos eléctricos en miles de hectáreas”.

UNA AMENAZA PARA LA FAUNA DE LA ZONA

En su comunicado, las asociaciones denuncian el peligro de la instalación para la fauna de la zona, ya que provocará “la ocupación de sus hábitats, la fragmentación de sus poblaciones y la mortalidad por colisión y electrocución”. 

Para más énfasis, muchas de las especies en el área a trabajar son catalogadas en Peligro de Extinción en el Catálogo Español de Especies Amenazadas. Entre muchas otras, la S.V.O habla de el águila imperial ibérica (Aquila adalberti), la ganga ibérica (Pterocles alchata), la ganga ortega (Pterocles orientalis), el cernícalo primilla, (Falco naumanni) y la avutarda (Otis tarda), el gato montés europeo (Felis silvestris) y el lince ibérico (Lynx pardinus). Además, están presentes otras especies no menos raras, como son algunas mariposas, escarabajos, saltamontes o libélulas endémicas o protegidas a nivel europeo.

 EN EL VALLE DE AYORA “RENOVABLES SÍ, PERO NO ASÍ”

Si algo pretenden esclarecer estas asociaciones, es que no se oponen al desempeño de las energías renovables. Piden, junto a la Alianza Energía y Territorio (Aliente) que agrupa a 161 organizaciones y cuenta con el soporte de casi 300 científicos, una transición energética justa y sostenible, con el lema “Renovables sí, pero no así”.

En su comunicado, lo anterior responde a una demanda para que la energía fotovoltaica se genere en lugares antropizados cercanos a los lugares de consumo, como cubiertas y tejados de polígonos industriales, canteras, vertederos, azoteas, etc. De esta forma, tal y como asegura la S.V.O, “se abaratarían costes y se reducirían pérdidas energéticas por transporte, evitando afectar a zonas agrícolas y forestales de gran  valor medioambiental”.

Asimismo, las asociaciones recuerdan que incentivar el autoabastecimiento evitaría también la continua y abusiva especulación con los precios de la energía por parte de las grandes empresas eléctricas. Ello haría aumentar de forma exponencial la creación de PYMES en este sector, con la consiguiente creación de multitud de empleos, al contrario de lo que ocurre con las macroplantas propias del modelo actual.

En su nota de prensa, la S.V.O alerta sobre otras opciones que pueden resultar en cuanto a la instalación de plantas fotovoltaicas. De ello, asegura que las placas solares también pueden instalarse sobre infraestructuras viarias. En su explicación, recuerda el proyecto de hacerlo en autovías en Alemania, con lo que asegura que,  evitaría la ocupación de zonas naturales, y el problema del incremento de los tendidos eléctricos, a lo de ser enterrados los cables en las propias cunetas.

En la conclusión de su comunicado, las asociaciones ilustran su posición en contra de el Plan Especial con imágenes de enclaves de la zona de Ayora, Zarra y Jarafuel, los cuales se ven amenazados por las futuras instalaciones de plantas fotovoltaicas.

Comparte: Varias asociaciones se oponen a la futura instalación de plantas fotovoltaicas en parajes de Ayora, Zarra y Jarafuel