El domingo 26 de septiembre, la imagen del Santo Ángel de Ayora volverá a su ermita tras ocho meses en la iglesia parroquial
Leer más
Este domingo 26 de septiembre finaliza el festival de Teatro Amateur de la Comunidad Valenciana "Requena 2021"
Leer más
“Utiel en tu interior” presenta sus nuevos recursos turísticos en la Feria de las Comarcas
Leer más

Fuente las provincias.es / M. L.

  • Su obra adorna lugares emblemáticas como los Jardines del Real, la plaza de la Virgen o la de la Armada
  • Fallece a los 98 años uno de los fundadores del Grupo Parpalló y representante del arte figurativo
  • Fue el escultor del Monumento a la Vendimia de Requena

En 1956 un conjunto de artistas formaron en Valencia el Grupo Parpalló, con el que autores de diversa índole pretendían conectar la creación artística valenciana con el panorama internacional, teniendo en cuenta el aislamiento que vivía la sociedad española en aquella época. Uno de los muchos que lo pusieron en marcha fue José Esteve Edo, que para entonces ya era un destacado autor de arte figurativo.

El artista valenciano falleció ayer a los 98 años dejando tras de sí una trayectoria que le ha propiciado reconocimientos en toda Europa y cuya obra se pueda encontrar en museos y emplazamientos públicos. El académico y crítico de arte Francisco Agramunt, en su libro ‘La trayectoria vital de un escultor humanista’, en torno a la carrera de este artista, lo definía como «estoico y casi ermitaño, persona humilde, pero emblemática de la plástica valenciana y uno de los escultores más relevantes de este siglo.»

Valencia despide a José Esteve Edo

Esteve Edo nació en Valencia en 1917, y cursó estudios en la Escuela de Artes y Oficios Artísticos y en la Escuela Superior de Bellas Artes de San Carlos de Valencia. Se licenció en Bellas Artes y ejerció, más tarde, la enseñanza en la Escuela de Artes Aplicadas y Oficios Artísticos de Valencia y Toledo, y en la Escuela Superior de Bellas Artes de San Carlos de Valencia en diferentes modalidades y categorías. Miembro de la Real Academia de San Carlos de Valencia recibió en 2004 la Alta Distinción al Mérito Cultural de la Generalitat Valenciana y fue nombrado hijo adoptivo por el Ayuntamiento de Valencia.

Esta ciudad, precisamente, le debe muchos de los monumentos que adornan rincones emblemáticos. En los Jardines del Real se hallan ‘Adolescente’, ‘La Maternidad’, ‘Mujer en reposo’ y ‘Muchacha reclinada con libro’. Es autor de ‘Niña de las coletas’, emplazada en los Jardines de las Alameditas, y que ha sufrido numerosas agresiones. Recientemente dos hombres fueron detenidos después de sustraer la escultura de bronce y llevarla en un carro de la compra. Suyo es también el monumento a la paz de la plaza de la Armada y la fuente del Canónigo Liñán, en la de la Virgen. Además hay piezas suyas en la plaza del Temple, en los Jardines del Antiguo Hospital y en los del Palau de la Música, o en la ermita de Santa Lucía, entre otros lugares.

Sus obras no sólo ocupan espacios en la calle, sino también en los museos, como el San Pío V en Valencia, y fuera, el de Singer-Laren en Holanda, el Camón Aznar de Zaragoza o el Garibaldi-Brag, de Portugal, según indica en su web la Real Academia de San Carlos. En Nules reposa gran parte de su legado en el Museo de Medallística Enrique Giner.

Comparte: Valencia despide a José Esteve Edo, escultor del Monumento a la Vendimia de Requena