Ya se pueden adquirir tus bonos "Requecompras" 2022
Leer más
Agricultura celebra la sentencia del TSJ que avala el derecho del cava valenciano a usar el término 'Requena' en la comercialización de sus espumosos
Leer más
Espectacular mascletá en Requena en el día de la Constitución y el Patrón de Requena
Leer más

Requena, (15/06/20). Redacción.

Utiel, con 84 aves muertas detectadas el año pasado, abre la lista de rapaces electrocutadas a lo largo del año pasado. Le sigue Requena con 31, Fuenterrobles con 24 y Caudete de las Fuentes con otras 16. Pero en esta fatal lista se encuentran otros municipios de la zona;  Villargordo del Cabriel, 13. Venta del Moro otras 11, Camporrobles 9  y Ayora otras 8.

La conselleria, en concreto la Dirección General  del Medio Natural y de Evaluación del Medio Natura, recopiló el año pasado datos de 145 municipios de la Comunidad Valenciana y 7 de los 15 municipios con el mayor número de electrocuciones de aves se encuentran en la comarca Requena-Utiel.

Todas las especies de aves rapaces están protegidas por Ley, debido a su escasez y enorme valor como depredadores situados en la parte superior de la pirámide ecológica. La merma de sus efectivos tiene como consecuencia el desequilibrio de los ecosistemas, traducido frecuentemente en plagas de sus especies presa.

En concreto, en la comarca de Requena-Utiel existe un grave problema ya no solo ecológico, sino de importancia económica para el sector de la agricultura, con la plaga de conejos. En concreto 7 de los 9 municipios que integran esta comarca están declarados con sobrepoblación de conejo, según la Resolución de 20 de noviembre de 2018 de la Conselleria de Medio Ambiente.

Las continuas muertes por electrocución de aves rapaces en la comarca favorecen en gran medida la continuidad y gravedad de la sobrepoblación de conejos en estos municipios. Precisamente, es en estas zonas agrícolas del centro y oeste comarcal donde más electrocuciones de aves rapaces se registran, al verse atraídas estas especies por la abundancia de presas, y no contar la mayoría de líneas eléctricas con medidas para evitar las electrocuciones.

Las electrocuciones de fauna se producen cuando el animal se posa o trepa a una torre eléctrica sin medidas de seguridad. Estas medidas consisten en la corrección de los apoyos eléctricos mediante colocación de elementos poliméricos y plásticos aislantes. La legislación industrial y medioambiental obliga a prevenir estos daños medioambientales, pero las compañías eléctricas las incumplen sistemáticamente. Y la Administración, al parecer, no les exige el cumplimiento de dicha legislación.

En 2019 los Agentes Medioambientales de la Generalitat Valenciana hallaron en la comarca de Requena-Utiel cerca de 200 cadáveres de animales electrocutados. Muchos de ellos pertenecientes a especies protegidas, principalmente aves rapaces pertenecientes a diversas especies de águilas, búhos y buitres.

Fuente Conselleria de Agricultura

Comparte: Utiel, Requena y Fuenterrobles encabezan la lista de municipios con mayor mortandad de aves rapaces en tendidos eléctricos de la Comunidad Valenciana