Sanidad solicita a las personas que no puedan acudir a la cita de vacunación a que lo comuniquen en su centro de salud para volver a convocarlas
Leer más
El Dpto de Salud de Requena se mantiene en zona de Riesgo Bajo días antes del fin del "Estado de Alarma"
Leer más
El lunes comienza en Requena el proceso de admisión y matrícula de las Escuelas Infantiles Municipales para el curso 2021-2022
Leer más

Los servicios técnicos de LA UNIÓ de Llauradors han logrado que algunos ganaderos de Fuenterrobles (Requena-Utiel) paguen a partir de ahora un 60% menos de media cada año en los recibos del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), como consecuencia de las reducciones de los valores catastrales de sus explotaciones.

LA UNIÓ asesoró a aquellos ganaderos que decidieron en su día seguir adelante para que sus valoraciones catastrales se ajustaran a la realidad y para ello tramitó los recursos oportunos que ahora han fructificado con esa rebaja media del 60%, lo que permitirá el pago de unos recibos anuales del IBI más ajustados de lo que pretendía inicialmente la Dirección General de Catastro, dependiente del Ministerio de Hacienda.

Esta organización lleva a cabo una intensa campaña en toda la Comunitat Valenciana para lograr que los valores catastrales sean reales y no injustos, para lo cual ha presentado numerosos recursos en este sentido de los cuales se van conociendo poco a poco su resultado.

Entre los inmuebles regularizados se encuentran balsas de riego, almacenes agrícolas, casetas de riego, naves ganaderas, invernaderos o mallas, etcétera. En las propuestas de resolución se están encontrando numerosos errores; usos diferentes al agrícola o ganadero, superficies superiores a las reales, fechas de construcción erróneas, mallas o invernaderos ligeros tipificados como construcción industrial, etc., que hacen que el valor de los inmuebles sea superior al que debería ser. En definitiva, los recursos que presenta LA UNIÓ buscan ajustar el valor de los inmuebles a la realidad del sector agrícola y ganadero, evitando de esta manera abusos en el posterior cobro del Impuesto de Bienes Inmuebles. De lo contrario, se producen incrementos ficticios del patrimonio, con las consecuencias fiscales que esto tiene, y generando unos impuestos injustos que descapitalizan el bien en pocos años.

Los agricultores y ganaderos quieren pagar los impuestos correspondientes, como cualquier otro ciudadano, ya que esto supone, aparte del deber de pagar, obtener unos derechos a cambio. No obstante, el pago de tributos debe ser el justo, ya que se trata de un sector, que aunque estratégico y necesario para la alimentación humana, se encuentra sumido en una crisis de precios bajos y elevados costes desde hace años, con rentas muy mermadas.

La iniciación del procedimiento de actualización o revisión de los valores catastrales, que es de oficio, se comunica a los interesados para que puedan realizar las alegaciones que estimen oportunas. LA UNIÓ informa a los agricultores y ganaderos que estén alerta y para ello pone a disposición de los mismos la posibilidad de tramitar el recurso, justificado con argumentos técnicos, para reducir el valor de las construcciones y rebajar, de esta manera, el valor del IBI correspondiente. Es muy importante señalar, que se dispone de un mes, tan solo, para la realización del preceptivo recurso, ya que pasado este plazo no se puede realizar reclamación alguna al respecto del valor del inmueble.

Comparte: LA UNIÓ de Llauradors logra que algunos ganaderos de Fuenterrobles paguen menos en su recibo del IBI