Según los datos filtrados por esdiariocv el Área de Salud de Requena tiene la tasa bruta de casos más alta de la CV
Leer más
El alcalde de Requena, Mario Sánchez, considera que los vecinos tendríamos que estar informados sobre el número de contagiados en las localidades
Leer más
Utiel crea la oficina de información de ayudas COVID-19
Leer más
El producto CREMA GLOBAL SERAPIA está en oferta
Ver oferta

Para ello proponen la modificación de la actual normativa, que únicamente protege un tercio del territorio valenciano.

La entidad conservacionista afirma que mueren electrocutadas muchas más aves fuera de las actuales Zonas de Protección que dentro de ellas.

Requena (25/02/20). Societat Valenciana d’Ornitologia

La Societat Valenciana d’Ornitologia (SVO) acaba de solicitar a la Generalitat Valenciana la modificación de la Resolución de 15 de octubre de 2010 para que se amplíen las Zonas de Protección de la avifauna contra la colisión y electrocución a toda la Comunitat Valenciana. Esta medida obligaría a todos los tendidos eléctricos en cualquier punto del territorio valenciano, a la adopción de medidas antielectrocución y anticolisión para prevenir la muerte masiva de aves protegidas.

Mapa de ubicación de las electrocuciones en el período 2016-2018, en relación a las actuales Zonas de Protección. Fuente: GVA.

La interacción de las aves con las líneas eléctricas constituye para muchas especies amenazadas una de las principales causas de mortalidad no natural. La electrocución tiene un impacto notable, perjudicando especialmente a aves rapaces que utilizan los apoyos como posaderos. En la Comunitat Valenciana se estima que, anualmente mueren electrocutadas cerca de 1.000 aves rapaces. Estas y otras especies pueden chocar contra los cables “invisibles” en sus vuelos y ser víctimas de colisión en los tendidos eléctricos.

Varias especies protegidas como el águila perdicera, aguilucho cenizo, búho real, garza imperial, avetoro, águila real, ratonero, buitre leonado, buitre negro, águila culebrera, águila calzada, cernícalo primilla, halcón de Eleonor, aguilucho lagunero o águila pescadora, son especialmente sensibles a las electrocuciones o colisiones en tendidos eléctricos valencianos.

Actualmente, las Zonas de Protección abarcan aproximadamente un tercio de la superficie total de la Comunitat Valenciana. Muchas aves durante sus movimientos diarios en busca de alimento, rutas migratorias, estancias invernales o dispersión de los juveniles, pueden aparecer en cualquier punto del territorio autonómico, y emplear habitualmente los apoyos eléctricos como posaderos. Según los datos disponibles sobre la ubicación de electrocuciones en la Comunitat Valenciana, la mayor parte de ellas suceden fuera de las actuales Zonas de Protección -en concreto, en el período 2016 a 2018, aproximadamente un 85% de ellas ocurrió fuera de estas zonas.- Ante esta contrastada ineficacia, se hace necesaria la actualización de las Zonas de Protección.

Esta medida contaría con un precedente aprobado recientemente por parte de la Junta de Castilla y León que, de manera pionera, ha sentado un precedente delimitando como Zona de Protección de la avifauna contra la colisión y la electrocución todo el territorio de Castilla y León. De esta manera se iniciaría un cambio de paradigma en materia de conservación de los hábitats valencianos que demostraría un verdadero compromiso por parte del actual gobierno valenciano de cara a la preservación del patrimonio natural.

Cadáver de búho real electrocutado en territorio valenciano fuera de Zonas de Protección.

En relación al esfuerzo que está llevando a cabo la SVO respecto a esta problemática, recientemente se ha adherido como entidad colaboradora a la Plataforma SOS Tendidos Eléctricos, que lidera a nivel nacional la lucha contra las electrocuciones de avifauna. Por otro lado, y en relación con la reciente muerte por electrocución del águila pescadora “Marina” en l’Albufera de Valencia, la Societat Valenciana d’Ornitologia lamenta que todavía en zonas protegidas se sigan produciendo electrocuciones debido al retraso en las correcciones de líneas eléctricas. No compartimos la respuesta dada por la Generalitat Valenciana ante sucesos como este, en que ha acordado con la empresa IBERDROLA compensar la muerte con la corrección de una serie de apoyos eléctricos. La SVO considera que existen indicios suficientes de infracción a la legislación medioambiental, que han ocasionado la muerte de una especie protegida y como tal, debe tener como consecuencia la apertura del correspondiente expediente sancionador por la vía administrativa o por la vía penal.

Comparte: La SVO propone a la Generalitat que los tendidos eléctricos sean seguros para las aves en toda la CV