La Federación de Caza de la Comunidad Valenciana entrega el premio de su campaña, ¡Vive la caza! que promueve la actividad entre los más jóvenes
Leer más
Consulta aquí TODAS las nuevas medias. la nueva situación a partir de este día 09 de mayo tras el fin del Estado de Alarma
Leer más
Los bomberos logran rescatar a un hombre que había quedado atrapado bajo su tractor en la pedanía venturreña de Casas del Rey
Leer más

Requena (03/05/21) J Rafael Serrano. Foto de Vicente Pérez Haba

Mañana fresca con nubes y claros la que acompañó a los 350 espectadores que se dieron cita en la pequeña catedral al fútbol requenense, en el primer partido de este 2021 en el que se permitía el acceso de los incondicionales a los recintos deportivos desde el 20 de diciembre de 2021. El encuentro correspondía a la decimo novena jornada del Campeonato de Liga de Regional Preferente Grupo III y enfrentaba a nuestro S.C. Requena y la U.D. Aldaya C.F. finalizando con el resultado de 1 gol a 2 favorable a los visitantes.

Arbitró el partido el colegiado Eric Tomás Vizcaino, auxiliado en las bandas por Santiago León Sanz y Daniel del Río Ramón. Mostró tarjetas amarillas a los jugadores locales: Cata y por parte visitante a: Mario García y Edu.

La actuación del colegiado la calificaremos de notable sobresaliente.

ALINEACIONES:

S.C. Requena: Cata, Carceller, Ventura, Pedro Borgoñón, Toni Hernández (Alex Pérez 86´), Pasku, Raúl Vilar, Iván Villar (Anthony 86´), Víctor González, Pablo Alcaide (Marcos Valero 81´) y Tommy (David Sánchez 73´).

U.D. Aldaya C.F.: Andrei, Borja, Alfaro, Mario García (Sergio 86´), Edu (Cano 73´), Fran (Morillo 86´), Moya, Jonny, Manu (Rubén Triguero 61´), Rafa y Muedra.

GOLES:

0 – 1. Minuto 57´. Manu

1 – 1. Minuto 59´. El Cazagoles Víctor González

1 – 2. Minuto 85´. Rubén Triguero

Derrota muy dura, dolorosa y casi trágica, la sufrida por nuestro S.C. Requena en la mañana de hoy ante un rival directo, al que le ha permitido marchar con los tres puntos en juego.

Una jornada más, el conjunto de Rodri mostró la imagen del día de la marmota, fallos y más fallos, y sobre todo desidia, falta de intensidad y contundencia sobre todo durante la segunda parte.

Creo que ha llegado el momento de que los jugadores se miren a los ojos y se conjuren para sacar al club del lugar en el que lo han metido.

Quien escribe esta crónica, hoy sin estar presente en el Estadio, por motivos de salud debido al dichoso covid-19, no me da vergüenza decirlo, y de acuerdo con la información recibida por parte de personas que han presenciado el partido, tengo que decirles he visto falta de ilusión y de ganas galopante, falta de motivación, jugadores con los brazos caídos y sin ganas de correr, jugadores andando, dejado de la mano de Dios, contagiados por la pereza, etc.

El partido tiene el mismo guión que el de la mayoría de toda esta temporada. El equipo visitante bien armado en defensa y con salidas rápidas ante un Sporting que le cuesta una eternidad replegar y defender cada balón.

Los pupilos de Roberto Lleo tenían muy claro su juego, que era percutir sobre todo por banda izquierda de su ataque, derecha en defensa del Sporting, lugar por el que llegó casi todo el peligro y los dos goles del partido.

El Sporting bota un corner desde la izquierda y el Comandante Pedro Borgoñón remata en el primer palo saliendo el esférico cerca del palo izquierdo del meta Andrei.

Pero poco tardó el conjunto rojillo en avisar en un balón que cae a un jugador del Aldaya dentro del área y su disparo cruzado sale cerca del palo izquierdo del Muro Cata ante la pasividad de la defensa requenense.

El Sporting lo intentaba y el Cazagoles Víctor González está a punto de sorprender al meta Andrei en una jugada del Alquimista Pablo Alcaide que finaliza el Cazagoles con un disparo desde la frontal del área que sale por encima de la meta visitante.

De nuevo los albinegros lo intentan en una falta botada al área, que toca un jugador albinegro habilitando a un compañero que no acaba de conectar el esférico con su pie.

Los visitantes permanecían agazapados intentando buscar el momento de buscar el área contraria con balones largos a sus hombres punta.

En el minuto 28´ el Alquimista Pablo Alcaide dispuso de la ocasión más clara al recibir dentro del área, procedente de una falta, un balón de cabeza del Comandante Pedro Borgoñón y caer el balón al Alquimista que solo con toda la portería para él no acierta a conectar con el esférico.

Pero dos minutos más tarde llega otro regalo de la cobertura albinegra en una cesión al Muro Cata, que no tiene más remedio que atajar el esférico para evitar que un jugador visitante se lo robe decretando el colegiado el libre indirecto correspondiente en posición frontal a la portería y muy cerca del área pequeña, un jugador bota la falta y el Muro Cata responde con una gran parada.

En el minuto 39´Raúl Dinamita Vilar engancha un disparo lejano, pero fuerte y colocado a la meta de Andrei y este responde con una gran parada enviando el esférico a corner.

Con el Sporting proponiendo más y el Aldaya creando sensación de peligros en las pocas veces que pisaba terreno requenense finalizaron los primeros 45 minutos.

La segunda mitad comenzó con un Sporting gaseoso que muy pronto se fue quedando sin ilusión, ganas y…..

Los visitantes pronto cogieron la batuta del partido en los primeros compases de este acto forzaron dos crones consecutivos que no tuvieron consecuencias.

En el minuto 53´ el Alquimista Pablo Alcaide y el Cazagoles elaboran una jugada por banda izquierda con penetración del Alquimista Pablo Alcaide en el área y su pase de la muerte no encuentra su destinatario despejando la defensa visitante.

En el minuto 57´llegaría el primer jarro de agua fría para los de Rodri en una jugada de los visitantes muy bien elaborada por banda izquierda con penetración de un jugador hasta línea de fondo para que su pase al segundo palo sea rematado completamente solo por Manu era el 0 a 1.

Con el tanto encajado, los albinegros no desisten y fruto de ello, dos minutos después en el saque de un corner desde la parte izquierda de Andrei, el Comandante Pedro Borgoñón remata de cabeza y el Cazagoles Víctor González desvía con su cabeza la trayectoria del esférico estableciendo el empate a uno.

El tanto del empate, lejos de aupar a los de Rodri en busca de la victoria, los sumerge en el océano de la imprecisión, el juego embarullado, la falta de ideas, el juego predecible y la pérdida de los duelos en el terreno de juego.

El partido parece abrirse y entrar en un juego de alternativas, pero producto de las imprecisiones, más que de las virtudes en la claridad del juego.

En el minuto 68´ Muedra dispuso de una clara ocasión en un balón largo del meta Andrei que solo ante el Muro Cata le regateo y el Comandante Pedro Borgoñón cortó providencialmente.

El juego va decayendo, pero el que cada vez tiene las ideas más claras es el cuadro visitante, mientras el Sporting practica un juego deslavazado, carente de juego asociativo, sin precisión en los pases, etc.

En el minuto 76´en una internada de Jonny por la izquierda, este está a punto de marcar al internarse en el área y lanzar un centro chut que sale muy cerca del palo izquierdo del Muro Cata.

A los locales les cuesta mucho llegar con peligro a la meta de Andrei, mientras que las contras del Aldaya, sobre todo por banda izquierda son muy peligrosas.

En el minuto 85´ el Aldaya se adelanta en el marcador en colaboración con la pasividad del cuadro albinegro en el que un jugador se aprovecha del rebote en un despeje frontal dentro del área de la defensa requenense, el jugador del Aldaya se hace con el esférico, alcanza línea de fondo y su pase al segundo palo, calco del primer gol, es rematado por el sustituto del autor del primer gol, Rubén Triguero estableciendo el 1 a 2.

El tanto encajado hace que los requenenses vayan a la desesperada a por el empate, pero con pocos argumentos e ideas y arriesgando mucho en defensa.

En el minuto 45´ Moya pudo hacer el 1 a 3 en una galopada en la que le ganó la espalda por velocidad a la defensa local, regateó al Muro Cata y cuando iba a marcar, un jugador albinegro se cruzó en el camino impidiendo el tanto.

En el descuento, en el saque de un corner, el Muro Cata cogió el rechace de la defensa, pero su disparo fue rechazado por la defensa visitante.

Con un a dos se consumó una derrota sellada por los errores garrafales de patio de colegio de un equipo que no juega a nada, que no transmite nada y que sale al terreno de juego derrotado antes de comenzar los partidos.

Agradecer la colaboración en esta crónica de Luis de Mingo, Vicente Pérez Haba y Javier Cuesta Tolosa. Muchas gracias por la información aportada.

 

 

Comparte: El Sporting continúa siendo esclavo de sus propios errores y de la apatía