Espectacular mascletá en Requena en el día de la Constitución y el Patrón de Requena
Leer más
Mañana, 10 de diciembre, la solidaridad en Requena se viste de Mercadillo Navideño
Leer más
Hoy viernes se celebra el pleno de Requena del mes de Diciembre
Leer más

Camporrobles (23/10/20)

Vaya por delante que el que escribe estas líneas y el grupo municipal del que forma parte en el Ayuntamiento de Camporrobles, quieren los mejores servicios para todos los vecinos, como lo quiere y desea el resto de la Corporación con toda seguridad pues el servicio de agua potable, que es fundamental, debe prestarse en las mejores condiciones.

Dice un refrán castellano que “una cosa es predicar y otra dar trigo”, pues bien con este artículo pretendo denunciar la situación del servicio en Camporrobles que ha sido cuestionado en años anteriores por los que ahora forman el gobierno municipal de “En Positivo”  y por el equipo de gobierno anterior formado por Psoe+I.U. (2015-2019). ¿Por qué razones? Porque desde 31 de diciembre de 2018 la concesión administrativa de este servicio con la empresa suministradora EGEVASA es irregular e ilegal puesto que el ayuntamiento de Camporrobles debería haber llevado a cabo un nuevo procedimiento de contratación o, como dejó escrito el equipo de Gobierno “En Positivo” (PSOE+IU-PODEMOS)  en su programa electoral haber rescatado ya el servicio y llevarlo el ayuntamiento por sus propios medios directamente.

Tanto el Psoe como IU hicieron que este tema fuera el eje principal de su campaña electoral en 2015 y durante toda la legislatura 2011-2015 trataron de sacar rédito político y desgastar al gobierno municipal del Partido Popular del que, como todos saben, era yo el Alcalde.

Me van a permitir recordar los antecedentes ordenados cronológicamente, que son hechos contrastados, de lo ocurrido al respecto:

1.- 2007-2008: los problemas se agravan.- el gobierno municipal popular, ante los problemas y la mala calidad de la prestación del servicio referido (fugas en red de aprox. 60% del agua bombeada, constantes averías,  subcontaje, contadores sin reparar, fraudes…) retomó un proyectó del gobierno municipal anterior (Psoe) que contemplaba un estudio de pérdidas en red y la manera de paliarlas efectuado por la empresa EGEVASA; se acordó entonces la contratación, mediante un procedimiento negociado sin publicidad en 2008, de dicha empresa pública por 5 años. La empresa quedaba comprometida a entregar un Plan Director (que obra en el Ayuntamiento) y a no subir el precio del agua más allá del IPC anual. Como dato a tener en cuenta la explotación directa arrojaba un déficit de explotación de 13.842 € anuales con criterios económicos.

2.-2013: Recogida de firmas y manifestación.- Terminado el período por el que se contrató el servicio, procedía una nueva contratación, se preparó un procedimiento abierto para la adjudicación del servicio por un período de 10 años al que la oposición entonces (Psoe+IU) mostró su disconformidad con el argumento que en 2015 había elecciones y ellos preferían que el ayuntamiento prestara el servicio directamente por sus medios. En vista de lo cual se propuso reducir el tiempo de contratación a 5 años, ni que decir tiene que los concejales de Psoe e IU siguieron posicionándose en contra no alcanzándose acuerdo alguno, a pesar de haberlo intentado en varias ocasiones acortando los años  de la concesión.

Desagradable para mí entonces, como alcalde, fue presenciar, quizás un hecho histórico, pues el mismo día que se hacía la mesa de contratación, que por cierto quedó desierta la adjudicación en primera instancia, la entonces llamada plataforma de izquierdas montó una manifestación “a bombo y platillo” en la puerta del Ayuntamiento, literal el entrecomillando porque se llevó un bombo de la Unión Musical “Mar-Chica”. Reclamaban la vuelta a la contratación directa, acusándonos incluso de beneficiarnos económicamente con la concesión administrativa.

3.- Año 2015: inversión histórica en la red.- El gobierno municipal popular ejecuta una obra importantísima para el servicio: la ejecución de una Red perimetral, con una inversión de 285.000 €, financiados al cien por cien por la Diputación Provincial de Valencia. Esta obra dio solución a los problemas de presión y mejoró la calidad del servicio en la zona más elevada al Noroeste del casco urbano de Camporrobles, como ha reconocido la mayoría.

4.-Año 2018: se divisan elecciones.- en vísperas de año electoral, el ayuntamiento convoca una reunión, charla informativa  el 28 de Julio de 2018, poniendo de manifiesto los aspectos negativos de la explotación por medio de la privatización que llamó “subcontratación”, como si el ayuntamiento no tuviera en cuenta los empleos que podría generar y el ahorro para sus vecinos. Se comentó por parte de la mesa, de la que formaban parte alcalde y concejales del Psoe e IU Podemos, que se facilitarían las cuentas de explotación, elaboradas por un concejal del ayuntamiento, sin tener en cuenta los criterios de un economista que tenía y tiene contratado el ayuntamiento. Sin embargo tales cuentas nunca se nos entregaron, ni se hicieron públicas. Se evitó hablar también del Plan Director del agua de 2008, facilitado por EGVASA al ayuntamiento, valorado en 109.000 € y que resultó a coste “0” para el ayuntamiento.

Ese mismo año, ante la presión del Partido Popular en la oposición, se formaliza una consulta popular ilegal el día 4 del mes de agosto que puede resumirse en los siguientes datos: participación de tan solo el 32,22% del censo, un 67,88% se abstuvo y votaron solo 26.66% de los vecinos empadronados, de ellos poco más del 21% dieron su apoyo a la cuestión presentada, preparada y cocinada sin consultar nada con el PP de Camporrobles.

El 26 de diciembre de 2018 el portavoz municipal del PP, Ernesto Fernández Pardo, presenta escrito al ayuntamiento, presidido entonces por Gabriel Mata González, solicitando copia de los documentos expuestos en la charla informativa organizada por el ayuntamiento el 27 de julio de 2018 para explicar la gestión del agua potable y alcantarillado, así como copia del llamado plan ejecutor para desarrollar una autogestión del mencionado servicio, es decir la explotación directa por el ayuntamiento.

Transcurrido más de un año de la nueva legislatura (2019-2023) seguimos con el servicio prorrogado a EGEVASA. En varias ocasiones se le ha preguntado a la alcaldesa sobre qué se piensa hacer con el servicio en  cuanto a su rescate y explotación directa o bien iniciar un nuevo expediente de contratación. Sin embargo, todo sigue igual y no podemos estar en una situación irregular o ilegal, por ello concedimos un plazo para solucionar el problema que cando se cumpla tendremos que denunciarlo a las instituciones que corresponda puesto que el contrato con la actual empresa suministradora, EGEVASA, caducó el 31 de diciembre de 2018.

Después de todo me pregunto y reflexiono: ¿Para qué ha servido la recogida de firmas, la manifestación, la charla informativa,  la consulta popular y el plan ejecutor fantasma? Creo que en su momento para crispar y dividir más el pueblo en periodo electoral y actualmente para nada, para seguir igual.

Nuestra opinión se conoce, siempre será en beneficio del interés general y no del rédito electoral  o podemos pensar en la frase “lapidaria”  que esgrimió un concejal “el equipo de gobierno cambia de opinión, según gobierne o esté en la oposición”.  Ese interés general pasa por un nuevo proceso de contratación o que el ayuntamiento rescate ya el servicio y ofrezca una explotación directa demostrando con números de una persona competente, economista o contable que merece la pena, que como se nos prometió lo va a notar el bolsillo de  los vecinos porque disminuirá el precio del m3 de agua suministrada y aumentará la calidad del servicio; lo que vigilaremos será que, en este caso, las contrataciones se hagan como Dios manda, sin chiringuitos a dedo porque al final un suministro directo real no lo puede haber al cien por cien y el ayuntamiento tendrá que contratar especialistas, profesionales o empresas que sepan de que va el servicio, cumpliendo estrictamente la normativa en materia de suministro de agua potable y con las debidas garantías sanitarias.

Gerardo Gómez Ruiz, exalcalde y actualmente concejal popular en la oposición.

Comparte: El servicio de agua potable: explotación directa o concesión administrativa, ¿en que quedamos?