Cruz Roja consolida su labor social en Requena gracias al apoyo de socios y socias
Leer más
El Departamento de Salud de Requena baja su Tasa de incidencia a 71.53, por bajo de la media de la CV y nacional
Leer más
El requenense Fidel Navarro publica, “El Gran Secreto del Laberinto de la Vida”, Manual para iluminarte
Leer más

La escultura forma parte del proyecto “Utiel, museo urbano al aire libre”.

 

Utiel (26/10/20)

Sin inauguraciones en tiempos de pandemia, la “Asociación Cultural Serratilla” con sus más de 300 socios a la espalda hará entrega, en fechas próximas, de una escultura del conquense Javier Barrios a la ciudad de Utiel. Será la segunda obra del escultor en la ciudad, después de que el pasado año D. Manuel Moya donase, a instancias de dicha asociación, la escultura de Miguel Ballesteros historiador y cronista de Utiel.

Se trata de una escultura homenaje a la tinajería y a los tinajeros utielanos. La importancia de la tinajería en Utiel fue esencial para el desarrollo del mundo del vino en esta tierra, que es cuna de la bobal, uva autóctona de la Denominación de Origen.

En las ollerías utielanas se fabricaron tinajas que surtieron a toda la comarca, ollerías de las cuales todavía quedan restos en Utiel y aldeas.

Con esta escultura la asociación “Serratilla” quiere rendir homenaje a todas esas familias de tinajeros que siglos atrás, hay tinajas datadas en 1724, elaboraron esas maravillas en barro que aún pueden disfrutarse en los cientos de bodegas y subterráneos que podemos encontrar en las entrañas de Utiel. Las manos de aquellos artesanos elaboraron tinajas que fueron repartidas por toda la comarca y aledaños.

Utiel fue un centro tinajero muy relevante y, como tal, fue objeto de estudio por el gran experto Santi Cabasa, en su obra “Tinajería tradicional española”. En las bodegas utielanas pueden verse incontables ejemplos pertenecientes a esta tipología autóctona y sus diversas variantes, con evidentes diferencias y sublime presencia.

Si en el pasado fueron esenciales para elaborar vino, hoy en día pueden serlo para desarrollar una oferta turística similar a la de Aranda de Duero, Moradillo de Roa o Rueda. Y convertirse en un nuevo motor económico, donde vayan de la mano vino, gastronomía y patrimonio. Una maravillosa impronta que modelaron con sus manos estos tinajeros y que Javier Barrios ha sabido plasmar en la escultura con una belleza desgarradora que muestra la dureza del trabajo de otros tiempos.

 

Comparte: Serratilla dona a la ciudad de Utiel una nueva escultura de Javier Barrios