El Ayuntamiento de Requena informa sobre el bulo de confinamiento de la ciudad
Leer más
Utiel recibe la donación de una escultura homenaje a la tradición tinajera del municipio
Leer más
La aplicación Radar COVID ya está plenamente operativa en la Comunitat Valenciana
Leer más
El producto CREMA GLOBAL SERAPIA está en oferta
Ver oferta

Requena (16/10/20) Partido de Requena y Aldeas

Desde el Partido de Requena y Aldeas consideramos una barbaridad la intención del gobierno de izquierdas de la Comunidad Valenciana de imponer el idioma valenciano para ser médico en la sanidad de nuestra región.

En estos momentos en los que la pandemia del Covid-19 está azotando a toda la población provocando miles de muertos y saturando la sanidad pública, al gobierno del socialista Ximo Puig sólo le importa que los médicos sepan hablar valenciano, algo que dice mucho de este gobierno sectario y nacionalista que tiene como objetivo la imposición de una lengua aún a riesgo de la salud de los ciudadanos.

En este sentido, la Ley de la Función Pública elaborada por el Gobierno Valenciano impondrá la obligación a todos los funcionarios de saber valenciano, algo de lo que en un principio quedaría exento el sector sanitario por razones de salud. Pues bien, en el día de ayer conocimos que esto no va a ser así.

Con esta ley se discrimina a un sector mayoritario de la población de la Comunidad Valenciana, al que habla castellano, y les impone una lengua que no es la suya, incluso en la sanidad, a riesgo de perjudicar la salud de los ciudadanos.

Para el gobierno del socialista Ximo Puig es más importante saber valenciano que ser un buen médico, algo que desde el PRyA calificamos de indignarte y vergonzoso.

Por ejemplo, imaginen que un buen médico castellano hablante no accederá a la sanidad pública, pero un mal médico valenciano hablante si ¿alguien le encuentra sentido a esto? Pues esta va a ser desgraciadamente la realidad que vivamos en la Comunidad Valenciana a partir de ahora.

El gobierno de PSOE, Podemos y Compromís (socialistas, comunistas y nacionalistas) ha perdido el norte y pretende, a cuenta imponer el nacionalismo en nuestra región, perjudicar a la sanidad pública con la imposición del valenciano.

La discriminación hacia la mayor parte de la población, la castellano hablante, no es propia de un gobierno que pretende ser de todos y, menos aún, a costa de la salud de toda la población.

Desde el Partido de Requena y Aldeas exigimos al gobierno de izquierdas de Ximo Puig que de macha atrás con la imposición del valenciano, no sólo en la sanidad, sino también en toda la función pública, y que se preocupe de los problemas que realmente importan a los ciudadanos, que son los de una buena gestión pública, algo que no es el caso del Gobierno Valenciano.

 

Comparte: El PRyA exige que no se imponga el valenciano para ser médico en la sanidad pública