El grupo político Vecinos por Ayora, mediante la grafitera Barbitukills, realiza un mural en su sede por los derechos LGTBIQ+
Leer más
El PRyA denuncia que la piscina de Roma continúa cerrada
Leer más
El Plan Resistir Plus se abre a todas las empresas
Leer más
  • El PPCV advierte de que los municipios valencianos perderán el 30% de sus policías locales aunque no afectará apenas a ciudades como Requena donde apenas afectaría a un agente.
  • Localidades como Ayora perderán el 80% de efectivos. 

Requena (10/12/18) 

El Partido Popular de la Comunidad Valenciana ha advertido que con la ley chapuza de Policía Local del Consell desaparecerán más de 1.500 agentes en la Comunidad Valenciana, un 15% del total, lo que en la práctica reducirá en un 30% el número de efectivos de los municipios valencianos. Tanto es así que, según ha denunciado la portavoz de Gobernación del GPP, Verónica Marcos, en enero ya no repetirán los agentes de refuerzo que se incorporaron a las plantillas durante el verano y ante este «éxodo» el Consell no ha previsto una alternativa.

El Grupo Popular de Requena ya presentó una moción en relación a la coordinación de policías locales para contar con los efectivos suficientes. Esa moción de aprobó por unanimidad pero después se aprobó una moratoria del Gobierno Valenciano, con lo cual a partir del 1 de enero varios municipios no podrán reforzar la seguridad.

Javier Berasaluce, portavoz del PP en Requena, explica como está la situación a falta de unos días para el 1 de enero de 2019….

La nueva ley que supondrá un coste  de más de 60 millones al año, dibuja un panorama preocupante porque habrá localidades como Benidorm o Alfafar donde desaparecerán entre un 30 y un 40% de policías o municipios como Ayora que perderán el 80% de sus efectivos, algo “escandaloso”.

En este sentido, el PPCV denuncia  “una norma que nos hace perder efectivos, un auténtico despropósito” por lo que reclama al Consell que “desarrolle las herramientas necesarias para que las plantillas de las policías locales no sufran una merma que pone en riesgo la seguridad en muchos de los municipios de la Comunidad Valenciana”.

Así, ha recordado que en enero la Ley de Coordinación de Policías Locales no permitirá a los ayuntamientos contratar a policías para cubrir los periodos de afluencia de gente en momentos puntuales como pasaba hasta ahora y “el Consell no ha arbitrado alternativas para cubrir estas necesidades”.  El Consell, a través de un decreto del pasado mes de mayo permitió que los ayuntamientos a lo largo del presente año pudieran nombrar personal funcionario interino pero “a partir del próximo 1 de enero esto ya no se podrá realizar” y nos enfrentaremos a una situación “delicada”. Es por ello, que es “urgente  establecer mecanismos que permitan a los consistorios mantener el número de agentes que garanticen la seguridad”.

Para Marcos, el Consell está “poniendo en juego el motor más importante de la economía valenciana” ya que “la seguridad es uno de los valores que más califica un turista a la hora de viajar”. Por ello, ha tildado de “insensatez” que Puig “haya creado una norma que irá suprimiendo progresivamente policías locales sin proponer una alternativa, una rebaja que se sumará a la jubilación anticipada que, a partir e enero, podrán pedir los agentes”.

Esto significa, ha añadido, que “al Consell la seguridad le ha pillado con el paso cambiado, y si no lo arregla, podemos encontrarnos con una situación muy preocupante”.

Comparte: El PPCV advierte de que los municipios valencianos perderán el 30% de sus policías locales