La imprenta Alvero de Ayora convoca el II Concurso de Manualidades del Día Del libro con la temática de “El Principito"
Leer más
La Conselleria de Vivienda desarrolla el Plan Renhata 2021 de ayudas a la reforma, rehabilitación y actuaciones urbanas
Leer más
LA UNIÓ de Llauradors dice Sí a las energías renovables, pero de una forma ordenada y sostenible, sin destrozar terrenos agrícolas productivos y el paisaje rural
Leer más

Moción sobre la creación de una rampa de acceso para discapacitados con movilidad reducida en el Estadio Municipal Tomás Berlanga de Requena y sustitución de la cubierta graderío conformada por placas de Uralita.

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

El 11 de agosto de 1982 se inauguraba en Requena el Estadio Municipal “Tomás Berlanga”. Pronto se cumplirán 35 años desde aquella fecha. A lo largo de los años, el estadio ha ido completándose y mejorando mediante diversas actuaciones: graderíos, despachos y oficinas, césped artificial, etc hasta la actualidad. Todos coincidimos que todavía existen ciertas deficiencias a mejorar, entre ellas por ejemplo, le mejora en la accesibilidad para personas mayores o con discapacidad y/o movilidad reducida (Ley 1/1998 de 5 de Mayo Comunidad Valenciana sobre accesibilidad y supresión de barreras arquitectónicas, urbanísticas y de la comunicación), o que la cubierta de la grada principal sea de uralita y por lo tanto, contenga amianto, entre otras.

El amianto o asbesto es un mineral de origen metamórfico compuesto de fibras de átomos de sílice y algunos metales como el magnesio, el manganeso o el hierro. Para muchos será más fácil de identificar el amianto si hablamos de uralita y fibrocemento, las dos marcas con que se comercializó en España. Ya entrado el siglo XX, la industria del amianto despuntó en la construcción, el aislamiento térmico de espacios y conducciones, la insonorización de espacios, y la fabricación de tuberías y tubos de conducción de humos, así como la elaboración de depósitos contenedores de agua y otros líquidos.Placas para techos y tubos de conducciones de fluidos y humos hechas con este material fueron utilizadas en la mayor parte de los edificios y naves industriales desde el final de la Guerra Civil y hasta bien entrados los años noventa del pasado siglo.

El empleo masivo del amianto se truncó a mediados de los años 80, cuando definitivamente se demostró que las fibras de este material eran altamente cancerígenas, pudiendo originar diversos tipos de cánceres de pulmón y pleura, así como un tipo de fibrosis pulmonar conocida como asbestosis. Desde entonces, su prohibición ha sido gradual y en España quedó vetado definitivamente su empleo en cualquier forma o producto en 2002 (Orden Ministerial de 7 Diciembre 2001 por el que se imponen limitaciones a la comercialización y al uso de ciertas sustancias y preparados peligrosos).Los techos de muchas fábricas, de cobertizos y de establos en granjas eran realizados con este material, al igual que numerosas conducciones en los edificios. También las insonorizaciones de cines, teatros y auditorios, en los que, en algunos casos, el amianto puede seguir presente.El amianto causa cada vez mayor preocupación; más que por sí mismo, por el estado de degradación en que se puedan encontrar las estructuras presentes, que son las susceptibles de liberar más fibras. Cuanto más degradada esté una estructura de amianto, tantas más fibras suelta y por lo tanto es más tóxica.
El motivo es que numerosas estructuras hechas con este material permanecen en muchas viviendas y naves industriales recicladas a usos de enseñanza, ocio o coworking, en ocasiones sirviendo de tejados o tejadillos de claraboya o tragaluces, así como conformando las conducciones de desagüe, o de salida de humo, e incluso en las pizarras que se utilizan en las aulas. También quedan depósitos de agua en los altos de algunos edificios, por no hablar de la fibra que se usaba como aislante de tubos de aire acondicionado y calefacción.

Se ha cobrado conciencia de que su manipulación y reciclaje debe hacerse por especialistas, dada su alta toxicidad. Por sus características, el amianto al romperse libera polvo de fibras que pueden resultar potencialmente peligrosas si se inhalan, por lo que exige una desinstalación y retirada mediante procesos especializados. Si está degradado o en contacto directo con el ambiente habitado, como es el caso de algunos tejados, debe planificarse su sustitución. Para ello debe contratarse a una empresa especializada en desmontarlo, que a la vez se encargará de su reciclaje. Los operarios que realizan la retirada van cubiertos con unas escafandras integrales que les protegen y no debe haber nadie que no vaya adecuadamente vestido en el perímetro de operaciones. Se trata de un sistema más caro que una retirada normal, pero es el único que atiende a la toxicidad del material. (Según Real Decreto 396/2006 de 31 de Marzo disposiciones mínimas de seguridad y salud aplicables a los trabajadores con riesgo de exposición al amianto y la Directiva CEE 2009/148/CE de 30 de Noviembre Parlamento Europeo sobre la protección de los trabajadores contra los riesgos relacionados con la exposición al amianto durante el trabajo). (Fuente: Ingeniero de edificaciones Javier Casanovas)

Por todo lo anteriormente expuesto, el Grupo Municipal Popular en el M.I. Ayuntamiento de Requena eleva al Pleno las siguientes

PROPUESTAS DE ACUERDO

PRIMERO.- Que el M.I. Ayuntamiento de Requena, construya una rampa de acceso en la entrada principal para personas mayores y discapacitadas con movilidad reducida.

SEGUNDO.- Que el M.I. Ayuntamiento de Requena, sustituya la cubierta de uralita del graderío principal de forma urgente dado su estado actual con roturas parciales y constituida por material altamente contaminante.

TERCERO.- Que el M.I. Ayuntamiento de Requena, realice un exhaustivo estudio e inventario para ver que instalaciones públicas municipales contienen uralita o fibrocemento y proceda de forma urgente a su sustitución.

Comparte: El PP presenta una moción para mejorar el recinto del Estadio Municipal Tomás Berlanga