Cruz Roja y Cajamar impulsan un proyecto escolar para menores vulnerables en Requena
Leer más
Utiel ha celebrado hoy el Día del Árbol con videoconferencias medioambientales dirigidas a escolares
Leer más
El IES Fernando III de Ayora lanza “Fernand Radio”, su primer podcast trilingüe para estudiantes
Leer más

Un año más, con los primeros fríos, se han sucedido los incidentes con brasas y cenizas mal apagadas que provocan el incendio en contenedores y camiones de recogida de residuos.

Este hecho, provoca elevadas pérdidas de mobiliario urbano y sobre todo pérdidas económicas, pues la valoración de los costes de este tipo de reposición es muy importante, siendo del orden de 1.200 euros por cada contenedor sustituido de carga lateral y del orden de 500 euros por cada contenedor de carga trasera.

La  reposición de los contenedores supone un gran esfuerzo para las arcas municipales y es por ello que desde el equipo de gobierno municipal se expresa la necesidad de hacer un buen uso de los mismos.

A través de la Concejalía de Medio Ambiente se lanza además un mensaje de concienciación y precaución ciudadana para evitar que estos hechos se sucedan durante el invierno.

Se pide la colaboración de todos para  mejorar nuestra forma de proceder, aumentando así la sensibilización y el civismo en nuestro entorno.

Por tanto, las brasas procedentes de las estufas no deben tirarse a los contenedores de basura hasta que estén completamente frías.

Comparte: El peligro de las brasas y cenizas mal apagadas