El Parlamento Europeo lleva a estudio etiquetar el vino como "cancerígeno"
Leer más
Requena celebra del 31 de enero al 5 de febrero su XVIII Semana Medioambiental
Leer más
El Escape Room "Un viaje detrás de la puerta" llega a Requena este fin de semana
Leer más

Bodegas Haya: Valor vitícola, artesanía y pasión por la tierra

Requena (04/10/2021)- Yolanda Hernández S.

Eloy Haga, enólogo.

Este mes de octubre, nuestro paseo entre viñedos se adentra en la aldea de Los Cojos, en bodegas Haya. Una bodega familiar, de larga tradición vitivinícola (pues ya van por la quinta generación), donde Eloy, como gerente y enólogo de la misma, controla las elaboraciones y que prime la calidad de la materia prima: la uva.

Mi primer destino junto a Eloy y M.ª José Haya, fue a los viñedos. Doce hectáreas de cepas (gran parte de ellas centenarias), en cultivo ecológico, con riego de apoyo para ocasiones puntuales y con una sanidad fitosanitaria marcada por el buen hacer de Pepe Haya, el patriarca de la familia. Sin duda, Pepe es el alma de esta tierra, ya que vela por ella toda la vida, realizando, a cada cepa, lo que necesita para su excelencia cualitativa. Un entorno privilegiado, rodeado de monte y de tierra caliza que marcan el potencial que se refleja en sus vinos elaborados con bobal, merlot, tempranillo, garnacha, macabeo y chardonnay.

Tras nuestro paseo, nos dirigimos a la bodega para conocer de cerca estas elaboraciones artesanales. Ya ha comenzado la vendimia, por lo que M.ª José tiene que estar pendiente de los primeros controles y remover el sombrero del merlot, que ha sido la primera variedad en entrar esta añada. Junto a ella probé ese primer mosto, por cierto, espectacular. Catamos todos sus vinos, reflejo de esa calidad excelente que los caracteriza: Adriano Blanco, Adriano Cava Brut (el gran premiado), Adriano Tinto (merlot y bobal) y vermouth (un espectáculo olfativo con más de 20 hierbas aromáticas y que ha sido premiado con medalla de oro por PROAVA como mejor vermouth de la Comunidad Valenciana).

También catamos, en rama y directamente de barrica, el futuro vino que pronto saldrá al mercado: La Camada, 100% bobal, de edición muy limitada y criado en roble español. Una madera, que es más costosa porque cuesta más de trabajar, pero de características extraordinarias que permite que perdure la fruta sin enmascararla.

Como anécdota nos cuenta el patriarca, cómo ha cambiado la forma de trabajar en bodega desde cuando él era crío y se subían a las tablas para pisar los trullos, a cómo rompían el carbónico que se formaba mediante cohetes. Y cuando no había, colgando la camisa a una caña. Datos curiosos que merecen recordar.

Vinificaciones pequeñas y mimadas por los hermanos Eloy y M.ª José, bajo la supervisión de Pepe, y cuidando hasta el último detalle desde la cepa a la botella encapsulada en cera de abeja.

Este es el gran secreto de Bodegas Haya: Valor vitícola, artesanía y pasión por la tierra.

Cata de vino: Adriano tinto

Sin duda alguna, este vino es todo un espectáculo para los sentidos. Y es que el buen hacer de la familia Haya aunado a la excelente calidad de la materia prima, se reflejan en cada una de sus elaboraciones.

Adriano es un vino elaborado con bobal centenario y merlot. Criado sobre lías durante 6 meses en barrica de roble francés. En nariz resalta su complejidad aromática, destacando sus notas a fruta negra madura que endulzan nariz y paladar. Toques ligeros y sutiles a vainilla y canela. Sabores a fruta compotada, buena y equilibrada acidez. Un vino elegante, con amplio volumen y estructura en boca, de tanino goloso y larga persistencia.

 

Comparte: Un paseo entre viñedos: Bodegas Haya