El grupo político Vecinos por Ayora, mediante la grafitera Barbitukills, realiza un mural en su sede por los derechos LGTBIQ+
Leer más
El PRyA denuncia que la piscina de Roma continúa cerrada
Leer más
El Plan Resistir Plus se abre a todas las empresas
Leer más
  • Cada año en España mueren unas 33.000 rapaces por electrocución, según un informe oficial del Ministerio de Medio Ambiente.
  • La causa es el claro incumplimiento de la Ley de Responsabilidad Medioambiental por parte de los titulares de las líneas eléctricas.
  • Desde la SVO exigimos que la Generalitat Valenciana actúe con contundencia para solucionar esta lacra medioambiental.

Requena (21/11/19) Sociedad Valenciana de Ornitología

Águila perdicera muerta Cofrentes

La Societat Valenciana d’Ornitologia (SVO) ha tenido conocimiento de la muerte de otro ejemplar de águila perdicera (Aquila fasciata) en la Comunitat Valenciana. El pasado 29 de octubre se recogía bajo un tendido eléctrico en el término municipal de Cofrentes el cadáver de Popper, un macho adulto perteneciente a una de las últimas parejas que habitan en el Valle de Ayora. Este individuo había sido equipado con un GPS para su seguimiento científico en el marco de un proyecto de la Universitat de Valencia y la Generalitat Valenciana. Gracias a ello se pudo tener conocimiento de su muerte, y localizar el cadáver en un paraje de difícil acceso.

El Valle de Ayora es una comarca del interior valenciano donde en apenas 15 años han desaparecido 6 territorios reproductores de la especie. En estos momentos quedan tan sólo 3 de ellos (incluyendo el del macho recientemente fallecido).

La interacción de estas aves con las líneas eléctricas es, con diferencia, el mayor factor de mortalidad de la especie. De hecho, el severo declive que ésta atraviesa, está directamente relacionado con el elevado número de muertes provocadas por tendidos eléctricos no corregidos, tanto por electrocuciones como por colisiones.

Águila perdicera. Foto Jose Ventura

El águila perdicera es una rapaz gravemente amenazada en Europa. El 63% de la población europea habita en España, y la tendencia poblacional es claramente descendente. La población reproductora de la Comunitat Valenciana se ha reducido de 93 parejas en el año 2005 a 81 en 2018. En este período ingresaron en los centros de recuperación de fauna de la Generalitat Valenciana 113 águilas perdiceras muertas o gravemente heridas, 68 de las cuales lo hicieron por electrocución. Estimamos que el número de bajas reales podría ser mucho mayor dada la dificultad que supone hallar estos cadáveres.

Estas muertes se producen por claro incumplimiento de la Ley de Responsabilidad Medioambiental por parte de los titulares de las líneas eléctricas, al no adoptar las medidas correctoras necesarias para evitarlas. La SVO insta a la Generalitat Valenciana a que actúe con total contundencia para lograr el cumplimiento de esta legislación en todo el territorio valenciano.

Comparte: Otra águila perdicera muerta en un tendido eléctrico de la Comunitat Valenciana