Ya se pueden presentar las solicitudes para reestructura y reconversión del viñedo
Leer más
Encontrada la menor desaparecida en Requena en perfecto estado de salud
Leer más
Balance de la OMIC de Requena en 2021
Leer más

Cofrentes (12/11/21)

La central nuclear de Cofrentes  quedará desacoplada de la red eléctrica nacional a la una de la madrugada de este viernes para dar comienzo a su vigésima tercera recarga de combustible, en la que va a invertir más de 22 millones de euros.

Esta actuación supondrá un gran estímulo para el empleo y la economía del entorno, ya que se va a contratar a 1.200 profesionales de empresas de alta cualificación, con la consiguiente repercusión en cuanto a ocupación hotelera y dinamismo en la restauración local, que se sumarán a los 1.000 que trabajan normalmente en la planta.

Durante la recarga, que tiene una duración prevista de 35 días, se van a sustituir 228 elementos de combustible de los 624 que componen el núcleo del reactor, de manera que disponga de suficiente combustible fresco en la vasija para abordar un nuevo ciclo operativo, según han informado fuentes de la empresa.

Durante las maniobras de recarga de combustible, un tercio de los elementos alojados en la vasija del reactor son extraídos mediante un brazo mecánico desde la plataforma y trasladados a través de las piscinas hasta el tubo de transferencia para enviarlos a las piscinas de almacenamiento de combustible gastado. Las maniobras de carga de combustible nuevo siguen el mismo camino en sentido inverso.

Además, se realizarán las inspecciones periódicas de seguridad y el mantenimiento preventivo asociado que únicamente se puede realizar con la central parada.

Asimismo, se van a llevar a cabo 26 modificaciones o mejoras de diseño, todo ello para garantizar que la central siga operando con los mejores estándares de seguridad y fiabilidad.

El equipo de Planificación de Recargas ha programado la ejecución de más de 11.000 trabajos para asegurar que se realizan con plena seguridad y siguiendo los criterios de calidad estipulados.

La actuación propia de la recarga consiste en la descarga parcial del núcleo para el cambio de los 228 elementos citados, la sustitución de 14 barras de control y de 20 de sus accionadores.

Otras actividades relevantes que se van a llevar a cabo son la sustitución de uno de los rotores de baja presión de la turbina principal, que se complementará con una inspección del generador y con la revisión general de las válvulas de control y parada de la turbina.

Un aspecto fundamental en la incorporación del personal para recarga es su formación, tanto en aspectos específicos de tecnología nuclear como en prevención de riesgos laborales, y para ello se han realizado más de 450 cursos específicamente diseñados, buena parte de ellos online debido a las restricciones Covid que aplica la central.

La central nuclear de Cofrentes afronta esta vigésima tercera recarga cumpliendo con todos los protocolos requeridos por las autoridades sanitarias dada la afluencia de personal que se producirá en recarga.

La central, que entró en servicio el 14 de octubre de 1984, alcanzó en 2020 una producción de 9.247 millones de kilovatios hora (KWh), que representó el 46,5 % de la generación de energía eléctrica en la Comunidad Valenciana, según datos del operador del sistema.

La producción anual de la central equivale al consumo de más de dos millones de hogares y evita, además, la emisión de unos cinco millones de toneladas de dióxido de carbono (CO2) a la atmósfera, por lo que contribuye a la lucha contra el cambio climático.

Esta recarga culmina un ciclo de operación con un alto índice de fiabilidad, al haber funcionado la central el 99,5 % del tiempo acoplada a la red desde la anterior recarga en diciembre de 2019, lo que ha permitido garantizar un suministro de energía eléctrica estable y libre de emisiones.

Fuente EFE

 

Comparte: La nuclear de Cofrentes inicia hoy viernes su 23 recarga de combustible