Mujeres con diversidad funcional y jóvenes utielanas de éxito, protagonistas de la campaña 8M de Utiel
Leer más
La Asociación Mujeres por Derecho pide hacer bien visible la reivindicación de la lucha por la igualdad con motivo del 8 de marzo
Leer más
EEUU suspende durante cuatro meses los aranceles del 25% que sufría el vino y el aceite
Leer más

La OMIC nos aconseja responsabilidad con los alimentos

El  Ministerio de Industria, Energía y Turismo, avaló ayer, 26 de noviembre, la celebración de la primera edición del Día Nacional contra el Desperdicio Alimentario.

La conmemoración de este día responde a la necesidad de hacer frente a la problemática actual que, según datos de Hispacoop, sitúa a España como el séptimo país que más alimentos tira a la basura.

Por todo ello, desde la Oficina Municipal de Información al Consumidor, OMIC de Requena, se considera importante lanzar una serie de recomendaciones como, por ejemplo, las basadas en el etiquetado alimenticio.

Según el  reglamento europeo 169/2011, que entró en vigor diciembre del 2014, se establece la importancia del etiquetado en pro de la salud, como dni de los alimentos, y de obligatorio cumplimiento para informar de posibles alergias, intolerancias alimentarias, etc.

Destatacar que este reglamento, además de regular la forma de dar la información nutricional, regula también toda aquella que se da en etiquetas, rotulos, e incluso restaurantes, donde deberíamos solicitar toda la información en caso de padecer alguna alergia o intolerancia.

Desde la OMIC de Requena, aprovechar también para decir que de cara a las fiestas navideñas, hay que evitar el desperdicio de comida, y para ello se debe realizar una compra responsable, evitar excesos de embalajes, colocar correctamente los alimentos en la nevera y desde luego una manipulación adecuada.

Otra recomendación es comprar con antelación, tener en cuenta gustos de los comensales, y evitar los excesos para la salud, así como la seguridad, si se abusa del alcohol, calorias con los dulces… El tema del alimento, ya no es solo para subsistir, si no para tener calidad de vida.

Otra responsabilidad social es aquella que adquirimos con los más desfavorecidos, pues al deperdiciar no sólo se ve repercutido nuestro bolsillo, sino el conjunto de la sociedad.

Para más información se puede consultar AECOSAN, agencia española de consumo y seguridad alimentaria, así como el proyecto NO AL CUBO.

Comparte: "No" al desperdicio alimentario