Las localidades de la zona contarán con contenedores de color amarillo para reciclar envases de aluminio
Leer más
El sábado 14 de agosto, Jalance acoge El Festival de Música de Cámara “Villa de Jalance” a cargo del grupo de músicos profesionales “Quinteto Medihebo”
Leer más
La UPCCA de la MITV se suma a la campaña de prevención
Leer más

Desde la alcaldía pedánea requenense de Hortunas recogen firmas para evitar quedarse sin bar, lo que provocaría que “Muera la Aldea”.

La explicación que le ha dado el Ayuntamiento de Requena, a groso modo, es que la persona que regenta el bar no puede ser alcalde, además, como centro social debe cumplir unos requisitos.

Requena, (03/03/20). Redacción.

El alcalde de la pedanía requenense de Hortunas, Emilio Sánchez Gómez, ha sido cesado como tal por parte de la alcaldía de Requena, quien tiene potestad para ello, lo que ha provocado perplejidad y asombro al recibir como, al menos de momento únicas respuestas, que el alcalde no puede ser gerente del bar, además de que no cumple los requisitos para lo que está destinado el local, algo que “no se cumple en 23 aldeas”, según Sánchez. El propio alcalde explica que, en el decreto de cese, «se cesa a una persona que no soy yo” por estar citado como cesante, Emilio Sánchez Sánchez, y ese no soy yo, alega.

Él afectado explica que “quieren quitarme el contrato que tengo firmado por 5 años y por el que se acordó un precio simbólico de 35 € al mes”, alega Sánchez, quien asegura que él, de su bolsillo, ha costeado la instalación de aire acondicionado e incluso ha puesto el mobiliario del bar. Con todo ello, considera que se han llevado a cabo algunos hechos que podrían provocar acrecentar el nivel de despoblación en zonas rurales, caso del cierre del bar. Por ese motivo han iniciado una recogida de firmas.

A Emilio Sánchez, se le propuso, según relata él mismo, que además de la alcaldía pedánea se hiciera cargo del bar de la aldea, algo que ya hacía antes de ser elegido alcalde, lo que aceptó. Tras las últimas elecciones, afirma, él está allí todos los días excepto lunes y martes a mediodía, “por ello creo que me propusieron ser alcalde, porque, además, yo cuando voy a Requena les facilito a los habitantes traerles compras o productos farmacéuticos”, dado que la población es de avanzada edad, apenas 4 vecinos aunque son más los fines de semana y en muchos casos no tienen los recursos para desplazarse hasta la ciudad, además de que ello, el acceso a la alcaldía pedánea, supusiera que su esposa e hija se quedarán en la localidad de Manises y él en Hortunas, alega Emilio Sánchez.

Al parecer “todo podría deberse a que no me ciño al contrato acordado, respecto al uso del local, dado que deberían acoger otro tipo de actividades, (destinado también a bar de la pedanía), pero es que esto no se cumple en 23 aldeas de Requena», manifestó.

El Ayuntamiento de Requena inició un procedimiento de incoación de bienes alegando que “nadie puede sin título autorizado por la autoridad competente ocupar bienes de dominio público o utilizarlos en forma que exceda el derecho de uso”.

Lo cierto, según Sánchez Gómez, es que, hasta ahora la pedanía ha pagado un contrato de alquiler de 35€ al mes con fecha de 20 de septiembre de 2018.

Comparte: Malestar e indignación en la pedanía requenense de Hortunas tras el nombramiento y posterior cese del alcalde y reclamar la devolución del bar-local social