Vuelve en 2023 la Muestra del Embutido Artesano y de Calidad de Requena
Leer más
El PRyA denuncia que el PSOE sigue sin instalar alumbrado en el patio de FP para poder hacer deporte por la noche
Leer más
El conseller de Hacienda, Arcadi España destaca el apoyo al sector empresarial en la comarca
Leer más

Requena (04/05/20)

Julio y Keko, en un entrenamiento del Málaga.

Dicen que los sueños, sueños son y que la fortuna es para aquellos valientes que la buscan. Es la historia de Julio Martínez, jugador valenciano, natural de Requena, que milita en el filial del Málaga y que ha debutado esta temporada en el fútbol profesional con el primer equipo boquerón.

Con tan sólo 19 años, Julio Martínez, Julito para los amigos, lleva a cuestas una mochila cargada de experiencias de adolescencia lejos de su familia para encontrar la recompensa vivida este curso. Un punto de partida que espera tenga mucha continuidad. El fútbol se prepara para volver y el Málaga llama a filas al ariete requenense, que ayudará al primer equipo blanquiazul cuando la crisis del coronavirus ofrezca un poco de tregua. Julio Martínez lo cuenta en una entrevista concedida en exclusiva para ElDesmarque. 

 

¿Cómo estás viviendo esta situación tan extraña?

«Es muy extraño para todos. Estamos viviendo una situación única en toda España. Tenemos que afrontarla cada uno como podemos. Yo estoy haciendo ejercicio por las mañanas y hacemos videollamada con el equipo casi todas las mañanas. Por las tardes también suelo trabajar algo, a veces salgo a comprar para mi abuela y lo que nos hace falta en casa. Pasar tiempo con la familia me ha venido muy bien porque hacía muchísimo tiempo que no estaba tanto tiempo con mis padres. Cuando estoy fuera de casa echo de menos la familia, mis amigos, mi gente.»

El Málaga se prepara para volver y cuenta con Julio

«Me llamaron el otro día y me dijeron que tenía que volver con el primer equipo y que como yo estoy lejos, me tenía que ir unos días antes. Aún están tramitando el tema de las pruebas y preparando los test. Estoy a la espera de que me llamen otra vez para ver qué día me toca bajar.»

El Atlético Malagueño es posible que ya no compita esta temporada

«A mí me gustaría acabar la liga pero las decisiones que tomen los de arriba, buenas son porque es una situación única. Lo que intentan hacer es la que la salud sea lo más importante y la decisión que tomen, bien será.»

Así ha sido su temporada a nivel personal

«Ha sido una de las temporadas más chulas que he vivido personalmente. A nivel individual, al debutar con el primer equipo ha sido un premio a todo el esfuerzo y sacrificio que llevo haciendo durante muchos años.»

Se estrenó en LaLiga SmartBank ante el Extremadura

«El debut fue muy emocionante. Para mí y para mi familia es un esfuerzo el que hemos hecho muy grande y el ver ese premio, la verdad es que ese día lo recuerdo como si fuera ayer. A lo largo de la semana ya estuve trabajando con el primer equipo y a la semana siguiente teníamos el partido de Copa del Rey y Víctor me dijo que me daría algunos minutos. Después, a lo largo de la semana, me dijo que había entrenador bien y que iba convocado con ellos a Extremadura. Me lo comunicó y no me lo esperaba. Me sacó en el 88′ y fue inolvidable.»

Así vivió sus primero minutos en el fútbol profesional

«Recuerdo que estaba en la banda calentando y que quedaba muy poco. Íbamos 0-0 y veía que podía entrar yo porque al ser delantero y necesitábamos ganar y yo podía ayudar al equipo. Vi que me llamó y me dijo que disfrutara y que me lo había ganado y que hiciera lo que sabía.»

Tuvo que marcharse muy pronto para labrarse un futuro

«Ha sido difícil al salir tan pronto de casa. Es complicado cuando no tienes a tu gente cerca. Con 15 años ya me fui a vivir a Valencia con mis primos y al año siguiente me fui a Córdoba. Tenía 16 años y se hace difícil salir tan temprano de casa. La mente de un futbolista es muy importante. Es mucho sacrificio y mucho trabajo y si no estás preparado, lo puedes tirar todo.»

Fuente eldesmarque.com/Álex López Sanfeliu

 

Comparte: Julio Martínez y la gran recompensa tras años de sacrificio personal y familiar