La bandera LGTBI+ luce en el balcón del Ayuntamiento de Ayora por iniciativa de la agrupación política Vecinos por Ayora
Leer más
El Ayuntamiento de Ayora comienza con la recogida de Currículums con vistas a la “Parada-Recarga” de la Central Nuclear de Cofrentes
Leer más
Ayora y Requena son de los municipios con mayor acumulación de carbono que prestan servicios ecosistémicos muy valiosos en la CV
Leer más

Fuente torosenelmundo.com

Un nuevo triunfo anota el talentoso joven torero de Requena (Valencia), Jesús Duque, a donde va pone el corazón sobre la arena, y entrega hasta el alma misma, por su firme convicción de realizar lo que más ama: ser torero. Sabe del respeto que merecen todos los públicos, la Fiesta y, por supuesto, él como hacedor de arte, de arte taurino.

Comentó después de su triunfo en Casas Ibáñez (Albacete), en donde ha vuelto a salir por la puerta grande tras cortar cuatro orejas y un rabo:

«La verdad que disfrute mucho de la tarde, con el primer novillo lo paré sentado en el estribo y después lo toree por verónicas muy a gusto. Con la muleta me encontré con tanta armonía, sobre todo, en las dos primeras tandas con la mano derecha, muy por abajo y rompiéndolo para adelante.

«Y con el segundo, he disfrutado desde el primer momento, con el capote lo toreé a placer, mientras que con la muleta lo pude saborear mucho, por que tenía mucho ritmo en su embestida y me permitió torear muy despacio por ambos pitones y poderle hacer unas manoletinas muy ajustadas que sorprendieron a todo el público. Firmé estas dos faenas entregando el pecho, el corazón, y por ello han quedado tan bien colocadas que cayeron los toros sin puntilla.

«Ahora a seguirse preparando, en el diario ensayo, para los siguientes compromisos que ya se anotan en mi calendario. En breve les daré noticias muy importantes que darán mayor luz a mi vida como torero”.

Le deseamos lo mejor a tan magnífico y talentoso torero, que si como novillero prometió mucho, como doctor en tauromaquia está cumpliendo a cabalidad.

Comparte: Jesús Duque, si como novillero prometió mucho, como torero está cumpliendo a cabalidad