Mujeres con diversidad funcional y jóvenes utielanas de éxito, protagonistas de la campaña 8M de Utiel
Leer más
La Asociación Mujeres por Derecho pide hacer bien visible la reivindicación de la lucha por la igualdad con motivo del 8 de marzo
Leer más
EEUU suspende durante cuatro meses los aranceles del 25% que sufría el vino y el aceite
Leer más

Ayer viernes, Jesús Duque recibió el alta hospitalaria alta por el Dr. Benjamín Muñoz jefe de los Servicios Médicos de “La Monumental de Morelia” tras la cogida sufrida el pasado miércoles en la plaza de toros de Morelia durante la lidia del sexto toro de la tarde.

Nuestro compañero Guillermo Chichitz habló con el matador que se encontraba muy contento por salir tan pronto del hospital «ya tenía ganas de salir, ya

me encuentro bastante bien y recuperado, los médicos me dicen que la herida va bastante bien, me han quitado el drenaje y ya no había para que seguir en la clínica».

Los planes inmediatos pasan por una recuperación completa para retomar el pulso a la temporada «ahora a seguir la recuperación en casa del padre de mi apoderado Sergio Argüelles y en 3 o 4 días tomare los avíos, empezare a ensayar de salón, a correr, espero hacer algo de campo, tengo que estar listo para cuando haya que torear, ya que mi apoderado en estos días dirá que festejos tengo, creo que ya están próximos y lo que quiero es volver a vestirme de luces».

Duque recuerda perfectamente como fue la cogida «lo recuerdo perfectamente, el toro salió e iba directo hacia mí, giro hacia la derecha se fue hacia el burladero, no sé si se tocó al cerrar la puerta de toriles o alguien en el burladero le hablo, se voltea hacia mí, lo cito y se vino recto, además de que cuando le doy la larga se frena justo en mi cara y es cuando me agarra por el pecho y la verdad que después ya no me acuerdo mucho por la paliza que me ha dado y por qué quede inconsciente».

Pensando ya en los próximos compromisos, asume la cogida como lo que son “sé que estos son gajes del oficio, lo tengo asumido, estamos expuestos a esto y más; no podía dejarme ganar la pelea ya que mis alternantes se había ido por delante, habían triunfado, en mi primero no tuve suerte, falle con la espada y quería triunfar, ni modo, esto es de toreros y así pasa».

Jesús Duque abandonó el Hospital Memorial de Morelia agradeciendo el extraordinario trato recibido por todo el equipo médico, así como las muestras de cariño y apoyo recibidas tanto allí personalmente como a través de las redes sociales.

Comparte: Jesús Duque recibió el alta hospitalaria