Los Ayuntamientos del Valle Ayora- Cofrentes impulsan un curso sobre montaje y mantenimiento de instalaciones solares fotovoltaicas
Leer más
Un Sporting mermado por las bajas no mereció perder en la Nueva Rambleta
Leer más
Hoy se publica en el DOGV el uso de mascarillas y entra en vigor reuniones de seis personas en el espacio público y dos grupos en casa
Leer más
  • El Hospital General de Requena contará con una nueva resonancia magnética contra el cáncer tras la firma de la Generalitat y la Fundación Amancio Ortega del convenio para la adquisición de equipamiento oncológico.

Requena (24/10/18) Redacción

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha destacado que con la recepción del equipamiento oncológico, que adquiere la Conselleria de Sanitat Universal y Salud Pública a través del convenio con la Fundación Amancio Ortega, se conseguirá «mejorar la vida de los pacientes», así como «salvar miles de vidas».

Así se ha expresado el jefe del Consell en el acto para la firma de este convenio entre la conselleria y la Fundación, que ha tenido lugar el en Hospital La Fe, y al que también ha asistido la consellera de Sanidad Universal y Salud Pública, Ana Barceló.

Durante el acto, el president ha agradecido a la fundación su «generosidad y responsabilidad social» ya que, como ha explicado, la aportación tecnológica en el campo de la medicina es «determinante».

Así, ha proseguido, la Conselleria podrá mejorar el servicio oncológico en una autonomía en la que, como ha recordado, «se detectan cada año 23.000 casos de cáncer». Por ello, ha destacado la importancia de contar con «los mejores instrumentos» para que «los mejores profesionales que tenemos puedan salvar vidas».

Asimismo, ha señalado que el hecho de que se instale el material en centros hospitalarios de todo el territorio ayuda a «coser la Comunitat» desde una perspectiva sanitaria, ya que se extiende el servicio por la geografía valenciana.

Por su parte, la consellera Ana Barceló ha asegurado que la suma de la excelencia profesional y los nuevos equipos contribuye a la dignificación y humanización de la sanidad, así como a «poder dar un salto cualitativo en el diagnóstico y la detención de la enfermedad del cáncer».

Convenio firmado

El convenio contempla una inversión total de 29’4 millones de euros para el suministro, instalación y puesta en marcha de equipamiento para atención, diagnóstico y tratamiento de enfermedades oncológicas.

Se estructura en catorce lotes que incluyen una máquina PET-TAC, once mamógrafos, siete resonancias magnéticas, cuatro actualizaciones de mamógrafos, ocho TACS y ocho aceleradores lineales.

Así, el Hospital General de València recibirá un mamógrafo digital, un acelerador lineal, tres resonancias magnéticas y un TAC, mientras que La Fe recibirá un acelerador lineal, el Clínico tendrá dos nuevos aceleradores, un PET-TAC y actualizará uno de sus mamógrafos, y el Hospital Doctor Peset también podrá actualizar uno de sus mamógrafos.

Por su parte, el Hospital Arnau de Vilanova recibirá un mamógrafo digital, una resonancia magnética y un TAC, el Hospital de Requena contará con una nueva resonancia magnética, la Unidad de Prevención de Alzira tendrá un mamógrafo digital más y el hospital de Xàtiva recibirá un nuevo TAC.

Asimismo, al Hospital de Ontinyent y al de Alcoy les corresponden, en virtud de este convenio, sendos mamógrafos digitales, y un TAC en el caso del centro de Ontinyent.

Según el área social de la Fundación se ha puesto en marcha un programa de apoyo a la oncología pública ellos mismo explican que desde el entendimiento de que la salud es un derecho fundamental y que la sanidad pública es uno de los pilares básicos de nuestro estado del bienestar, la Fundación Amancio Ortega viene desarrollando desde el año 2015 un programa de apoyo a la renovación del equipamiento tecnológico en los hospitales públicos, concretamente en el área de diagnóstico y tratamiento radioterápico del cáncer. El programa se inició en Galicia y Andalucía, en octubre de 2015 y mayo de 2016, respectivamente. En los primeros meses de 2017 se extendió al resto de las comunidades autónomas.

Cada una de las consejerías de sanidad definió los equipamientos concretos a adquirir de acuerdo con sus propios planes estratégicos de modernización y renovación tecnológica, y la adquisición se realiza mediante procedimientos administrativos públicos. Con una dotación global de más de 300 millones de euros, esta intervención de la Fundación Amancio Ortega va a permitir la instalación de tres centenares de equipos de última generación con las máximas prestaciones disponibles en el mercado.

La incorporación de estos nuevos aparatos, tales como mamógrafos digitales con tomosíntesis y aceleradores lineales avanzados, repercute directamente en la calidad de vida de los usuarios de la sanidad pública, ya que permiten realizar diagnósticos más precisos y proporcionar a los pacientes tratamientos más eficaces, menos agresivos y de menor duración. Además de con todas las comunidades autónomas de España, la Fundación Amancio Ortega firmó en 2017 un convenio similar con Ingesa, el organismo público dependiente del Ministerio de Sanidad, Asuntos Sociales e Igualdad que tiene las competencias de los servicios sanitarios de Ceuta y Melilla, acuerdo que incluye también equipos destinados al Centro Nacional de Dosimetría, institución responsable de garantizar la seguridad de los profesiones sanitarios públicos expuestos a radiaciones.

Comparte: El Hospital General de Requena contará con una nueva resonancia magnética contra el cáncer