El programa “EN(RED)ATE con Requena" abre su plazo de inscripciones
Leer más
LA UNIÓ de Llauradors denuncia que las importaciones de almendra americana arruinan las inversiones de los productores de la Comunitat Valenciana
Leer más
La CE permite durante seis meses acuerdos para regular la oferta de vino frente al coronavirus
Leer más
El producto CREMA GLOBAL SERAPIA está en oferta
Ver oferta
  • La bodega de Requena aprovecha el confinamiento para ampliar instalaciones, hacer mejoras e introducir los Galileo, depósitos esféricos de hormigón de última generación que se refrigeran con agua y sacan el máximo partido a los vinos con el mayor ahorro energético

Requena (29/06/20) 

Sacar ventaja del confinamiento. Ese fue el propósito que se hicieron en Bodegas Hispano Suizas y que ahora ve la luz, una vez que se termina de reabrir la bodega a las visitas de Enoturismo y el mercado exportador se vuelve a activar.

Así las cosas, desde que se produjo el cierre obligado por la pandemia, la propiedad quiso hacer de la necesidad virtud y dedicaron un tiempo a repensar el futuro de la bodega.

En ocasiones lo urgente no deja ver lo importante, de modo que se pusieron manos a la obra y ahora se pueden ver ya las mejoras que han supuesto una ampliación de la superficie útil de la bodega, de capacidad con los exclusivos depósitos Galileo que van a dar un plus de calidad a la elaboración de todos los vinos, y del aislamiento general para mejorar en eficiencia energética.

Depósitos Galileo

La bodega de Requena ha apostado por los depósitos Galileo, un tipo de recipiente de forma esférica que reduce al menos un 25% la superficie de contacto entre el vino y el depósito. Esto limita los intercambios con el ambiente y supone un importante ahorro energético.

Esa forma esférica tan característica también favorece los movimientos de convección, que apoyada con una red de conductos que incluye este modelo permite mantener una convección laminar contra la pared creando pequeñas diferencias de temperaturas con el agua que circula dentro del hormigón, como si fuera por dentro de “la cáscara”.

Además, el hormigón del depósito Galileo es aligerado con un material mineral conteniendo aire, de modo que pesan menos de la mitad que los de hormigón tradicional. Esto facilita el manejo en bodega.

Los vinos elaborados con estos depósitos respetan más la fruta y la mineralidad, son vinos más frescos y que subrayan la potencia de las variedades

Comparte: Hispano Suizas se reinventa tras el confinamiento  ampliando sus instalaciones