El ayudante de dirección, Julián Núñez Sánchez, será el pregonero este año de la Feria de Requena
Leer más
El Ayuntamiento de Requena lanza la campaña “No es No” por cuarto año consecutivo
Leer más
Última hora sobre la Zurra 2019
Leer más
El producto PACK COVIÑAS AL VENT está en oferta
Ver oferta

Es un mapa del año 1500 en el que aparece por primera vez el continente americano y el único que se conserva realizado por un testigo presencial de los viajes de Colón

Requena (9/08/19)

El presidente de la Asociación de la Carta de Juan de la Cosa, Juan Lago Novás, marqués viudo de Castell-Florite, hará entrega el próximo 13 de septiembre a Bodegas Coviñas de una reproducción en calco de la famosa Carta de Juan de la Cosa, el primer mapa de la historia en el que aparece reproducido el continente americano.

Con esta donación que recibirá el presidente de Grupo Coviñas, José Miguel Medina, la asociación quiere reconocer la dimensión internacional de la bodega, una cooperativa de segundo grado que aglutina el 46,9% del viñedo de Utiel-Requena y que exporta sus vinos a una treintena de países de todo el mundo.

Previo al acto de entrega de esta carta, cuyo original se encuentra en el Museo Naval de Madrid, D. José Yusty Bastarreche, Alférez de Navío (EC 1977) y presidente de la Asociación de Milicia Naval Universitaria, ofrecerá una conferencia sobre la primera vuelta al mundo, la realizada por Magallanes-Elcano, de la que este año se celebra su quinto centenario.

La Carta de Juan de la Cosa es un documento único y de incalculable valor. Se trata de un mapamundi pintado sobre pergamino de 93 cm de alto por 183 de ancho, realizado en 1500 por el marino cántabro Juan de la Cosa, acompañante de Colón en varios de sus viajes. Es, pues, la única obra cartográfica conservada realizada por un testigo presencial de los primeros viajes de Cristóbal Colón a las Indias.

Este mapa es la representación inequívoca del continente americano más antigua conservada y en ella aparecen las tierras descubiertas hasta finales del siglo XV por las expediciones castellanas, portuguesas e inglesas a América.

Tras estar desaparecida durante mucho tiempo, la carta llegó en 1832 a manos del barón Walckenaer, quien la compró a un comerciante de París. A la muerte del aristócrata, el Ministerio de la Marina español se hizo con ella en una subasta y, desde entonces, está expuesta en un lugar destacado del Museo Naval de Madrid, del que ha salido en muy pocas ocasiones. La salida más dramática fue en noviembre de 1936, cuando llegó a Valencia huyendo de los bombardeos de Madrid.

En 1892, coincidiendo con la celebración del IV centenario del Descubrimiento de América, se hicieron varias copias manuales que son propiedad de la Asociación y, que a lo largo de los últimos años, se han ido entregando a diferentes personalidades y organismos de relevancia, civiles y militares, instituciones, buques y unidades de las Fuerzas Armadas, numerosas delegaciones diplomáticas (incluidas todas las embajadas y consulados del Caribe), Escuelas de Marina de Guerra de numerosos países y organizaciones internacionales como la ONU, OTAN, OSCE… etc.

La reproducción que recibe Coviñas es uno de esos calcos de la carta original que se conserva en el Museo Naval de Madrid.

 

Sobre el mapa

La carta de Juan de la Cosa es una obra manuscrita dibujada sobre dos hojas enlazadas de pergamino de piel de ternera cosidos a un lienzo resistente, ilustrada con tinta y acuarelas. El mapa muestra, de oeste a este, el continente americano y sus islas adyacentes; el océano Atlántico con sus archipiélagos principales; Europa, el Mediterráneo y África; el continente asiático y el océano Índico. Aunque a menudo se llama «mapamundi» a la carta de Juan de la Cosa, no lo es en sentido estricto porque su representación de Asia se corta en la península de la India, omitiendo China y Japón. Tampoco aparecen el océano Pacífico ni las regiones antárticas, en cualquier caso, es importante destacar que el mapa ocupa 212o del círculo máximo del ecuador de la tierra.

El Nuevo Mundo aparece representado en verde mientras que el Viejo Mundo no está coloreado. En el mapa se señalan los ríos, puertos y núcleos de población mediante símbolos convencionales. Además, está profusamente decorado a la manera de los portulanos de la escuela mallorquina con rosas de los vientos, banderas, embarcaciones, reyes africanos y personajes legendarios, como los Reyes Magos en Asia.

En el extremo superior del mapa, cubriendo la región centroamericana, existe un recuadro con una imagen de San Cristóbal, probable alusión a Cristóbal Colón. Bajo el santo aparece la referencia al autor y fecha del mapa: Juan de la cosa la fizo en el puerto de S: mã en año de 1500.

Comparte: Grupo Coviñas recibe una reproducción de la Carta de Juan de la Cosa