El grupo político Vecinos por Ayora, mediante la grafitera Barbitukills, realiza un mural en su sede por los derechos LGTBIQ+
Leer más
El PRyA denuncia que la piscina de Roma continúa cerrada
Leer más
El Plan Resistir Plus se abre a todas las empresas
Leer más

Requena, (30/12/19). Redacción.

De enero a octubre de este 2019 se han producido 30.666 accidentes de trabajo en el sector primario. De ellos, 382 fueron graves y 43, mortales. Unas cifras que de por sí impactan, pero que preocupan todavía más si nos fijamos en los índices de incidencia. Un indicador que demuestra que en 2018 se produjeron 5.297,9 accidentes por cada 100.000 trabajadores, muy por encima de la media de 3.408. Sobre los casos más graves, las muertes, el índice de incidencia es de 11,22 fallecidos, muy por encima de los 3,67 fallecidos por cada 100.000 trabajadores del total de sectores.

“Las cifras nos preocupan. Y mucho”, reconocen desde la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA). “Todos debemos hacer algo al respecto”, sentencian. Para ello, han lanzado la campaña Agripreven, que ya va por su segundo año, con la financiación de la Fundación Estatal para la Prevención de Riesgos Laborales, F.S.P. del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social.

Concienciar sobre los riesgos cotidianos

Los agricultores y ganaderos asumen grandes riesgos en su trabajo diario, a menudo sin ser demasiado conscientes de ello. El manejo de maquinaria pesada, las posturas forzadas durante largas horas, el transporte de cargas y los desplazamientos conllevan riesgos laborales que deben ser “más tenidos en cuenta”.

UPA quiere concienciar sobre los riesgos cotidianos para evitar accidentes y mejorar la salud de los agricultores y ganaderos, es el objetivo de la campaña que están desarrollando y que incluye la celebración de jornadas por toda España, con la participación de fisioterapeutas que dan consejos posturales y de manejo de cargas.

La organización agraria ha elaborado también una serie de vídeos que está difundiendo a través de sus canales en las redes sociales. En ellos, agricultores y ganaderos “reales” explican a sus propios compañeros qué hacen ellos para minimizar los riesgos en sus explotaciones:

Los principales motivos que provocaron los 35.400 accidentes de trabajo en el sector primario en 2018 en España fueron los sobreesfuerzos del sistema musculoesquelético, choques contra objetos o maquinaria, cortes o golpes contra elementos punzantes y los accidentes de tráfico. Lo peor, las muertes, que crecieron el pasado año: 75 personas fallecieron mientras trabajaban en el sector agrario, frente a 67 en 2017. “Algo inasumible, y sobre lo que la sociedad debería prestar mucha más atención”, declaran desde UPA.

Los cultivos leñosos, los más peligrosos

El trabajo con cultivos leñosos (frutales, viñedo, olivar, frutos secos…) es el que presenta un mayor grado de siniestralidad, con más del 30% de los accidentes. Los cultivos “en suelo”, como los herbáceos o las leguminosas, acumularon el 26% de los siniestros. La ganadería, por su parte, registró un 12% de los accidentes.

Accidentes de trabajo en el sector primario con baja, en jornada e in itinere (Ministerio de Trabajo. 2018)
Agricultura. Cultivos leñosos 31,58%
Agricultura. Cultivos en suelo 26%
Ganadería 12,19%
Parques y jardines 11,84%
Zonas forestales 11,74%
Sin especificar 5%
Pesca y acuicultura 1,50%

“Es responsabilidad de todos mejorar la seguridad de agricultores y ganaderos”, señalan desde UPA. “Queda un largo camino por recorrer, pero el primer paso debe ser nuestra propia concienciación y la de toda la sociedad”.

25 jornadas para mejorar la seguridad

Gracias al proyecto Agripreven 2, UPA ha celebrado, en colaboración con su extensa red de Uniones Territoriales, 25 jornadas por toda España. En ellas, más de 500 personas han podido conocer los materiales de la campaña y debatir sobre los principales riesgos que afrontan agricultores y ganaderos. Las jornadas han contado con la participación de fisioterapeutas y han incidido especialmente en los trastornos musculoesqueléticos, uno de los “grandes olvidados” en materia de prevención.

Comparte: Un gran peligro acecha a los agricultores y ganaderos (y es su propio trabajo)