Ximo Puig: “en cada hogar y restaurante de la Comunitat debe haber esta Navidad cava de Requena por su excelencia”
Leer más
El cardenal Cañizares preside este domingo en Utiel la misa de clausura de la visita pastoral al arciprestazgo “Beato Francisco Gálvez”
Leer más
El Sporting vence 15 años y 3 meses después en el Bertrán Báguena
Leer más

Requena (09/04/20) Partido de Requena y Aldeas

La Ley 4/2018 de 21 de febrero de la Generalidad Valenciana o Ley de imposición del plurilingüismo, en la que se nos quería imponer la lengua regional, que no hablan otros valencianos, como lengua vehicular de enseñanza entre los alumnos de Requena, ha sido aplazada durante un año a causa del estado de alarma. Ha podido más la situación extrema a la que nos ha llevado la crisis del Coronavirus, que el afán por incluir el valenciano normalizado en tierras hispano hablantes como la nuestra, objetivo que llevan décadas planeando desde los gobiernos de los mal llamados “países catalanes”.

Tras meses organizando manifestaciones y protestas contra la aplicación de esta Ley, después de que los Consejos Escolares de los institutos de la comarca hayan estado trabajando para conseguir llegar a un acuerdo con el que esta Ley hiciera el menor daño posible a nuestros alumnos y nuestra sociedad, después de que se hayan llevado hasta Consejería de Educación los PLC (planes lingüísticos de centro) tras intensas deliberaciones entre dirección, profesores, padres y alumnos en los que fueron rechazados hasta en dos ocasiones, tras todo este follón al que nos llevó la Consejería del catalanista Vicente Marzá, la desconvocatoria de clases ha conseguido frenar la aplicación de la polémica Ley por un año más.

La Consejería de Educación del polémico Marzá ha enviado un comunicado a los centros educativos exponiendo que:

“Se establece la prórroga de un año en la implantación del Programa de educación plurilingüe e intercultural (PEPLI) en ESO, Bachillerato, FP y Formación de Personas Adultas, en lugar de realizarse el curso 2020-2021 como contempla la Ley 4/2018, de 21 de febrero, de la Generalitat”.” Por lo tanto, todos los centros educativos de Secundaria, Bachillerato, FP y FPA del sistema educativo valenciano, durante el próximo curso 2020-2021, mantendrán los mismos programas lingüísticos que han aplicado este curso.”

Desde el Partido de Requena y Aldeas exigimos al gobierno valenciano del socialista Ximo Puig que, aprovechando esta suspensión de la implantación de la imposición del valenciano, recapaciten y permitan a los padres de los alumnos elegir en libertad la lengua en la que quieren que estudien sus hijos.

Comparte: El Gobierno Valenciano aplaza la implantación de la ley de plurilingüismo