Requena actualiza su protocolo anti COVID-19 para eventos públicos
Leer más
El Ayuntamiento de Camporrobles ha iniciado la fase de diagnóstico del PUAM, para redactar su Plan Urbano de Actuación Municipal
Leer más
La Unidad Móvil Agrícola en nuestras poblaciones a partir de mañana día 28
Leer más

Requena (23/12/19) Fuente Valencia Extra

Las negociaciones que vienen llevando a cabo los responsables de la conselleria de Agricultura con los dirigentes del consejo regulador de la Denominación de Origen (DO) Cava van a permitir que los productores valencianos de estos vinos espumosos puedan acogerse, salvo improbables sorpresas de última hora, a un período transitorio para adaptarse a las condiciones establecidas en el plan estratégico elaborado por la entidad reguladora. Está previsto que las líneas maestras del referido proyecto se aprueben el hoy lunes durante la celebración del Pleno del Consejo Regulador y que entre las mismas se incluya la fijación de ese período transitorio.

El director general de Desarrollo Rural, David Torres, se ha reunido con el grupo de trabajo del sector cavista valenciano, formado por representante de los productores, las cooperativas y las bodegas, para analizar y abordar todas las cuestiones vinculadas a estos planes de futuro. El citado grupo de trabajo se creó el pasado mes noviembre a instancias de la Generalitat con el objeto de conocer las inquietudes de este colectivo y, sobre todo, para propiciar un diálogo directo con los responsables del consejo regulador a fin de que las demandas y reivindicaciones del cava valenciano sean tenidas en cuenta.

Durante el encuentro celebrado hoy, Torres ha explicado que la idea que maneja el consejo consiste en establecer un período transitorio de tres años, con la posibilidad de extenderse a un máximo de cinco para los cavas ecológicos y de categoría premium, de tal manera que productores y elaboradores puedan adaptarse de forma gradual y paulatina a las nuevas condiciones de cultivo y manejo en bodega que contempla un plan estratégico con el cual se pretende revalorizar un producto que debe competir en un contexto de mercado cada vez más exigente.

“Hemos logrado establecer -ha destacado Torres- un contacto directo, fluido y positivo con los dirigentes del consejo del cava para que la voz del sector valenciano sea escuchada y atendida. Lo cierto es que estamos avanzando en esa línea de colaboración, pero vamos a seguir profundizando y ahora trasladaremos a los responsables del consejo regulador la petición que nos ha hecho el sector para que admita la fórmula de la llamada doble inscripción, es decir, que los productores, en función de sus necesidades, puedan destinar la parte de su cosecha que les convenga bien a la DO cava, bien a la DO Utiel-Requena”.

Además, dentro del desarrollo del plan estratégico, aún están pendientes de desarrollar puntos tan relevantes como los criterios para aplicar en la práctica la futura zonificación y “por eso -ha añadido el director general de Desarrollo Rural- es importante que la Generalitat, junto a los agricultores y elaboradores de Requena, puedan manifestarse al respecto e influir en estos temas”.

LAS AMENAZAS DE TRUMP

Por otra parte, y en relación a las últimas amenazas en materia arancelaria lanzadas por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y en las que también sitúa al cava en su punto de mira, el secretario autonómico de Agricultura, Francisco Rodríguez Mulero, se mostró crítico.

“Trump se equivoca -afirma Rodríguez Mulero­ -porque su política comercial no sólo es errónea, sino que su proteccionismo mal entendido va en contra del signo de la historia. Las guerras comerciales que está alentando no benefician a nadie, pero si ese es el camino que quiere seguir, la Unión Europea tendrá que responder en la misma medida. Si se concretasen finalmente esas amenazas y tanto el cava como otros productos valencianos se vieran afectados, reivindicaremos con firmeza la puesta en marcha de mecanismos de compensación”.

Comparte: La Generalitat negocia con el consejo de cava que los productores valencianos dispongan de un periodo transitorio para adaptarse al nuevo plan estratégico