La Agroindustria presiona a los viticultores de cava con una bajada de precios por debajo de los costes de producción
Leer más
Elisa Díaz PP: “La inacción del Consell provocó que los residuos del vertedero ilegal de plásticos de Utiel se cuadruplicaran hasta las 40.000 Tn”
Leer más
Una docena de voluntarios y voluntarias de la comarca vigilarán desde hoy nuestro entorno natural
Leer más
El producto PACK COVIÑAS AL VENT está en oferta
Ver oferta

Requena, (14/08/19). Redacción. Fran Escudero  en Superdeporte.

El valenciano, descendiente de la pedanía requenense de Campo Arcís, José Luis Dámaso se ha convertido ya en todo un clásico del baloncesto centroamericano. Desde que en 2015 cogiera las maletas por primera vez para probar suerte en el exótico y a la vez desconocido baloncesto nicaragüense, su ‘aventura’ ha ido creciendo más y más al otro lado del Atlántico. Hasta el punto de firmar ya tres finales con tres equipos diferentes en sus cuatro participaciones ligueras.

Recordemos que, tras quince años al frente de diferentes equipos de Castilla La Mancha en etapas de formación y Liga EBA, su llegada a Nicaragua se saldó con el título de la Liga ACB además del Centroamericano al frente de los Toros del Norte de Matagalpa. Un éxito que le generó ya una importante reputación y mayores posibilidades en un mercado emergente. El Trini’s de La Trinidad con el que disputó una nueva final y la selección de Nicaragua como asistente fueron sus siguientes paradas, luego llegó al combinado nacional de Guatemala como entrenador jefe y, en estas dos últimas temporadas, se hizo cargo del Isidro Metapán BC de El Salvador. Una experiencia saldada también con muy buenos resultados.

No en vano, tras caer en cuartos de final en el Torneo Clausura, posteriormente condujo al equipo hasta la final en el Apertura de la LMB, donde perdió ante el favorito, el Santa Tecla, por 3-1 en la serie final de los playoffs. «Competimos ante un rival que ya fue campeón la temporada pasada, que tiene mayor logística, mayor profundidad de banquillo, un cuerpo técnico más extenso, es un club más profesional. Económicamente es el club más poderoso del país. Podemos sentirnos satisfechos de haber competido contra un gran rival, y al que pudimos haber ganado», aseguró José Luis Dámaso a SUPERDEPORTE.

Comparte: Un entrenador de baloncesto descendiente de Campo Arcís 'colecciona' finales en Centroamérica