Se pone en marcha la solicitud del PRyA sobre el alumbrado público en el Ies Oleana
Leer más
La diputada de Les Corts, Estefanía Blanes, visitó ayer Camporrobles
Leer más
El programa JOOP del IVAJ llega a su tercera edición en Utiel
Leer más
  • Grupo Coviñas, renueva la imagen de esta gama de vinos que nació hace más de 50 años para conmemorar las fiestas de la vendimia de Requena.
  • Enterizo es uno de los vinos preferidos de los valencianos y sus ventas superan el millón de botellas.

Requena ( 14/12/21)

El Grupo Coviñas renueva la nueva imagen de su buque insignia, un ambicioso proyecto en el que lleva trabajando varios meses. ENTERIZO es una marca histórica de vino en la Comunidad Valenciana, concebida hace más de 50 años como “el vino de la reina de la vendimia”. Su carácter histórico lo convierte en uno de los primeros vinos embotellados bajo el sello de calidad de la Denominación de Origen Utiel Requena (DOPUR).

A lo largo de la historia, el packaging ha ido variando para adaptarse a los gustos y tendencias del consumidor del momento. Con el paso de los años la bodega había detectado la necesidad de reforzar y renovar la imagen de marca y los valores propios de identidad del grupo, reivindicando su historia con el objetivo de cohesionar su imagen pero sin revolucionarla.

Se trata de un producto habitual en los lineales de la mayoría de los supermercados y cadenas de alimentación de la Comunidad Valenciana. Una marca líder que nunca ha dejado de crecer, situándose en la actualidad en un volumen de ventas que supera el millón de botellas anuales.

El proyecto de restyling, que los consumidores podrán apreciar a partir este mes de diciembre en su punto de venta habitual, pretende unificar y actualizar la estética de la gama, sin perder su identidad y reconocimiento. 

Packaging, tipografía y cápsulas

La imagen de los vinos ha modernizado su packaging siempre con la premisa del reconocimiento por parte del consumidor habitual.  Se ha limpiado y cohesionado la marca en todas sus versiones de vino y cava prescindiendo del ruido en el diseño, en favor de la limpieza y la armonía, manteniendo la corona como elemento gráfico de unión, haciendo un guiño a su origen y homenajeando a la reina de la vendimia.

Tipográficamente se decidió apostar por una evolución del estilo gótico anterior buscado una mayor legibilidad e impacto visual con el uso de herramientas especiales y relieves piramidales que elevan la marca por encima del resto de información. El papel elegido busca también optimizar la experiencia sensorial con elegancia y clasicismo.

Para completar la imagen del Reserva y Gran Reserva se han diseñado nuevas cápsulas que armonizan con las líneas del etiquetado y coloridos vinculados a la simbología de la corona mientras que los vinos jóvenes se apoyan en un refuerzo cromático.

Las cajas de los vinos también se rediseñan acompañando y complementando la imagen de gama. Para acometer un proyecto de tal envergadura, Grupo Coviñas ha contado con la colaboración de uno de los más prestigiosos estudios de diseño, especialistas en packaging de vino en España y responsable de la imagen de algunos de los primeros espadas del sector.

El reto del cambio de imagen ha sido muy importante, pues exigía asumir un riesgo en el reconocimiento del producto en el lineal pudiendo afectar a la ventas. Aproximadamente el 60% del tiempo que estamos en el supermercado se emplea en caminar por los pasillos, y sólo entre 9 y 25 segundos en la selección de un producto, según atestiguan los datos facilitados por Cátedra ShopperLab a Food Retail. Por ello, era fundamental que instintivamente nuestro cliente localizara y seleccionara su vino habitual.

Los pretest de reconocimiento visual realizados por Grupo Coviñas, previo a la aplicación definitiva de los nuevos diseños en el punto de venta, nos han confirmado que hemos alcanzado el objetivo: evolucionar y cohesionar el estilo de packaging del vino, sin revolucionarlo. Las reacciones entre los compradores de las grandes superficies no se han hecho esperar, y todos ellos aplauden esta decisión que esperan se materialice en nuevas y positivas cifras de negocio aprovechando los incrementos de consumo que suponen las fiestas navideñas.

Comparte: Enterizo, la evolución sin revolución