Hoy comienza la distribución de la vacuna monodosis de Janssen
Leer más
Prometedores resultados del proyecto AQUA VID para combatir las enfermedades fúngicas de la vid
Leer más
El Ayuntamiento de Ayora emprende programas de empleo para personas desempleadas gracias a Labora
Leer más

El personal de la UCI y el de medicina interna, planta habilitada para pacientes Covid son los que soportan más presión, sobre todo emocional.

Las cajas con material infeccioso empiezan a acumularse en la zona baja del exterior del centro.

Requena, (03/02/21). Redacción.

En el día de ayer, martes, en la UCI del Hospital General de Requena descendió la presión hospitalaria quedando tan sólo cuatro pacientes ingresados. El dato, que puede parecer halagüeño, lo es, pero no tanto. El desahogo, al menos momentáneo, se debe a los fallecidos registrados, tristemente. Aunque también cabe destacar que en estos últimos días «varios de los ingresados felizmente se han recuperado gracias a la encomiable labor de los sanitarios».

Así las cosas, no hay que ser demasiado optimistas, nos indican fuentes hospitalarias, dado que roza la treintena de personas que están ingresadas en planta, en concreto en medicina interna, afectados por Covid-19, que en cualquier momento podrían necesitar de cuidados intensivos, de hecho, los quirófanos siguen estando preparados para poder acoger pacientes en caso de que la UCI volviera a contabilizar la llegada de más pacientes Covid.

En el Área de Salud de Requena continúa habiendo contagios, y aunque la UCI hospitalaria parece que tiene un respiro, podrían cambiarse las tornas, por eso nos comentan que, “a pesar del cansancio físico y mental”, no van a bajar la guardia. Es duro, explican, “el paciente que entra en UCI sin antecedentes patológicos aún así lo pasa mal, luego imagínense los que tienen alguno”.

La gente joven, en gran medida, no se da cuenta de lo que es esto; hay chicos y chicas de pocos años de edad, 27, 30 o 32 años, no aquí, (en el Hospital de Requena), en hospitales grandes, entubados”, indican fuentes hospitalarias consultadas por iv.revistalocal. Además, aseveran que esto, los contagios, son exponenciales; si en un grupo de personas hay algún contagiado, contagiarán, tal vez a tres o cuatro personas, pero éstos, a su vez, le pasarán el bicho a decenas de personas más. Por eso, los sanitarios reiteran que usemos el sentido común.

Respecto al estado de ánimo del personal sanitario, nos indican que intentan mantener alta la moral, aunque, dada las circunstancias, sería lógico que los que más agobiados estén sean el personal de la UCI y el de medicina interna. “se va a cumplir un año y no se ve la luz al final de túnel porque, dónde está ese final? es lo mismo todos los días y no mejora”, indican. En cualquier caso las cirugías programadas siguen suspendidas por la posible necesidad de utilización de los quirófanos, que cuentan con respiradores, para enfermos Covid.

Materias infecciosas se acumulan en el denominado túnel en el Hospital de Requena

La logística es, o debería ser, una de las cuestiones a tener en cuenta en la sanidad, sobre todo si se trata de materiales infecciosos que han estado, presumiblemente, en contacto con los sanitarios que tratan a los pacientes Covid y a la de los propios sanitarios; epis, mascarillas, guantes, cubre pies… La recogida, traslado y almacenamiento en un lugar adecuado, para su destrucción, se antoja imprescindible. Dada la cantidad de ese tipo de residuos que se generan en la actualidad, la práctica totalidad de los hospitales de la Comunidad Valenciana se encuentran con ese problema. El de Requena, no parece ser una excepción.

Comparte: Desciende la presión en la UCI del Hospital de Requena y por otra parte, las materias infecciosas comienzan a amontonarse