El PRyA denuncia el lamentable estado en el que se encuentra el casco histórico de  “La Villa”
Leer más
Mujeres con diversidad funcional y jóvenes utielanas de éxito, protagonistas de la campaña 8M de Utiel
Leer más
La Asociación Mujeres por Derecho pide hacer bien visible la reivindicación de la lucha por la igualdad con motivo del 8 de marzo
Leer más

El conseller de Educación Vicent Marzà ha expresado su deseo, a través de la Comisión Interdepartamental para la Aplicación del Uso del Valenciano del 16 de noviembre, de marginar el uso del castellano en la administración pública de la Comunidad Valenciana.

El valenciano pasaría a ser la lengua exclusiva en las comunicaciones internas de los departamentos y de los funcionarios dependientes de la Generalitat Valenciana.

El valenciano también se utilizaría de forma exclusiva en las comunicaciones externas con otras administraciones del ámbito lingüístico propio.

El conseller de Educación reconoce la necesidad de dedicar distintos medios para aplicar las medidas en la función pública.

La aplicación de estas medidas eliminaría el castellano, lengua materna de muchos valencianos, de la administración territorial del Estado español en nuestra Comunidad Autónoma, atentando contra el derecho constitucional que garantiza el uso y el conocimiento del castellano.

Se primaría el conocimiento exclusivo del valenciano por encima de otros criterios de eficiencia y profesionalidad en la función pública, marginándose a todos aquellos funcionarios públicos que no hablaran el valenciano.

Impuesto uno de los dos idiomas sobre otro en lo interno, no habría dudas para imponerlo en lo externo a la ciudadanía en materias tan sensibles como la educación o la sanidad.

Al propio conseller se le escapa la expresión ámbito lingüístico propio para referirse al territorio de los Països Catalans, en los que incluye a la Comunidad Valenciana.

Evidentemente no considera de tal ámbito a otras tierras españolas en las que también se habla el castellano, idioma materno de muchos valencianos.

Vicent Marzà no considera el castellano como uno más de los tesoros de los valencianos y su supuesto “equilibrio” entre los dos idiomas oficiales de la Comunidad Valenciana pasa por la marginación del castellano.

Desde DDC volvemos a exigir la dimisión de Vicent Marzà como conseller por su parcialidad e intento de convertir nuestra administración pública en un instrumento de dominio pancatalanista, sin atender a las verdaderas necesidades de los ciudadanos.

Desde DDC instamos a que el castellano ocupe el lugar que le corresponde como lengua cooficial de la Comunidad Valenciana e idioma propio de comarcas del interior.

ASOCIACIÓN DEFENSA DEL CASTELLANO
ddelcastellano@gmail.com
www.defensadelcastellano.es

Comparte: DDC rechaza la marginación del castellano en la administración valenciana