Podremos realizar reuniones de dos núcleos de convivencia en las casas y de hasta seis personas en espacios públicos
Leer más
Utiel crea el “Corresponsal Juvenil” para dar voz a los jóvenes del municipio
Leer más
El Grupo del PP en el Senado considera que “el ministro Ábalos deja sin tren a su pueblo mientras rescata una aerolínea chavista”
Leer más

El sindicato ha pedido por escrito al conseller medidas urgentes contra el frío y la actuación inmediata de los servicios de prevención.

Requena, (12/01/21). Redacción.

CSIF ha pedido por escrito hoy martes al conseller de Educación que refuerce con carácter urgente los sistemas de calefacción en las aulas con la colocación de estufas portátiles y bombas de calor. La central sindical, además, ha solicitado la actuación inmediata de los servicios de prevención de riesgos laborales y la instalación de filtros HEPA para depurar el aire en todas las aulas, y no únicamente en 8.000.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha remitido un documento dirigido al conseller de Educación, Vicent Marzà, para trasladarle “las deficiencias detectadas de estrés térmico por frío y propuestas de mejora en las aulas”. El sindicato comienza destacando las bajas temperaturas detectadas en numerosos centros durante estos días, que bajan de los diez grados, como ya denunció ayer públicamente la central sindical.

CSIF explica que a la ola de frío se suma que “como medidas de prevención para evitar la propagación y contagio se ha marcado la ventilación de las aulas abriendo las ventanas. Esta circunstancia no permite llegar a unas condiciones de confort término y provoca que tanto docentes como alumnado tengan que estar con mantas y ropa de abrigo en el aula”.

El sindicato recuerda, en su escrito, que “el Real Decreto 486/1997, de 14 de abril, por el que se establecen las disposiciones mínimas de seguridad y salud en los lugares de trabajo, en el punto 1 a de su artículo 7, fija que la temperatura de los locales donde se realice trabajos sedentarios propios de oficinas o similares estará comprendida entre 17 y 27 grados”.

CSIF desglosa que “a partir de temperaturas inferiores a los 15 grados puede comenzar la sensación de disconfort térmico, y que por debajo de 5 grados se debe considerar que el riesgo es inmediato”. Ante esta situación, recalca que “nos están llegando numerosas quejas, puesto que en las aulas se está soportando temperaturas muy bajas para poder garantizar la adecuada ventilación frente a covid-19”.

La central sindical recalca que “llevamos meses alertando de que llegaría este momento y que era necesario dotar a todas las aulas de purificadores de aire con filtros HEPA y medidores de CO2 para comprobar que se está dentro de los parámetros establecidos”.

El sindicato advierte de que “las bajas temperaturas que se está sufriendo en las aulas afectan a la salud tanto de docentes como de alumnado, y ya no solamente frente a covid-19, sino también ante otras patologías con efectos respiratorios o cardiovasculares, además de perjudicar la actividad docente”.

CSIF, ante esta coyuntura, solicita “la actuación inmediata de los servicios de prevención de riesgos”. Del mismo modo, propone, con carácter urgente, una evaluación de riesgos en las aulas y reforzar los sistemas de calefacción con estufas portátiles y métodos de climatización con bombas de calor para alcanzar esa temperatura de entre 17 y 27 grados. Del mismo modo, insiste en la dotación de filtros HEPA y medidores de CO2 en todas las aulas, y no únicamente en las 8.000 anunciadas por Conselleria de Educación en el caso de los purificadores de aire.

Fuente: CSIF.

Comparte: CSIF exige a Marzà reforzar la calefacción de las aulas con estufas y bombas de calor e instalar purificadores HEPA