EME URBAN DANCE SUMMER CAMP, El próximo campamento de baile en la finca El Regajo de Ayora
Leer más
El CRA Oleana de Caudete de las Fuentes ampliará y realizará varias mejoras en el colegio
Leer más
El Ayuntamiento Villargordo del Cabriel junto a la FVMP ofrece este verano un curso para minimizar la brecha digital
Leer más

Ayora (19/04/21) Laura Sanchez Benejama

Constantino Ávila Pardo cursó estudios de Magisterio y se especializó en Matemáticas, asignatura que hasta su jubilación ha impartido en el Instituto de Educación Secundaria Fernando III de Ayora, su pueblo natal. Su larga trayectoria educativa le ha mostrado que las inquietudes de nuestro tiempo (racismo, violencia, intolerancia, drogadicción y contaminación, entre otras) son cuestiones que se deben afrontar desde la escuela. Tal preocupación ha trascendido a varias de sus obras, que han resultado ser valiosos instrumentos al servicio de la educación. De su devoción por la Naturaleza nace su libro Una misión crucial, que aspira a sensibilizar a la sociedad en general, y a la juventud en particular, sobre el cambio climático, que amenaza con producir en nuestro planeta una peligrosa transformación medioambiental.

Entrevista con el autor:

  1. ¿Con qué propósito se ha escrito este libro?

Con el propósito de concienciar a las personas sobre el reto al que debemos enfrentarnos en la actualidad. Tenemos que evitar la contaminación, cuyos efectos son nocivos tanto para nuestra salud como para el equilibrio de la biosfera. La contaminación alimenta los fenómenos del calentamiento global y el cambio climático, que pueden acabar destruyendo las condiciones que favorecen la vida en el planeta. El medio ambiente necesita nuestra ayuda, y la decisión de tomar medidas es nuestra y es ahora.

  1. ¿Tan urgente es? Sabemos que hay países que no lo toman en serio. Donald Trump lo llegó a calificar como “comedia populista y farsa”.

Debemos tomar medidas antes de que sea demasiado tarde. De no ser así, la propia naturaleza se encargará de hacerlo porque es muy sabia para cuidar de sí misma. ¿Qué como lo hará? Muy sencillo: provocando una drástica reducción demográfica; a menos habitantes menos contaminación. La humanidad se verá sometida a efectos devastadores cada día más violentos: Catástrofes meteorológicas, inundaciones, sequías, incendios, hambrunas, nuevas enfermedades, pandemias… que diezmarán la población del planeta. Nuestro desafío consiste, por lo tanto, en contaminar menos para no provocar a la Madre Naturaleza.

  1. En el libro aparecen avances tecnológicos imaginarios, todavía no inventados. ¿Nos lo puede explicar?

Al escribir he jugado a ser Julio Verne, adelantando el futuro con posibles ingenios respetuosos con el medio ambiente. En base a la expresión «todo lo que una persona puede imaginar, otras podrán hacerlo realidad» escrita por el afamado escritor francés, pretendo transmitir a la juventud estudiantil la llamada de la investigación.

  1. En la página de créditos hemos leído que los papeles usados para editar este libro «son ecológicos, libres de cloro y proceden de bosques gestionados de manera eficiente». ¿Busca que la edición de este libro se identifique con el autor en el cuidado del medio ambiente?

Cualquier gesto, aunque se trate de un “granito de arena”, es importante. Además, hay que predicar con el ejemplo. Pretender transmitir mensajes sin el apoyo de una forma de actuar es totalmente ineficaz.

  1. ¿Va destinada esta obra a un grupo concreto de edad, o puede ser objetivo de cualquier lector?

La única forma de mejorar el medio ambiente es involucrando a todo el mundo, por lo tanto, cuanto más gente se sumerja en sus páginas, mejor. Yo diría que este libro va dirigido a todos los “jóvenes” entre catorce y noventa años. Y al profesorado, que con respecto a este tema puede hacer una gran labor. La educación es el instrumento más poderoso con el que contamos para construir un mundo mejor.

  1. ¿Desea añadir algo más?

Para finalizar diré que está claro que el medio ambiente nos necesita, pero también necesita a los científicos. Si actuamos conforme a las sugerencias expresadas al final del libro, estaremos concediendo una moratoria a los investigadores para que ideen y lleven a la práctica ingenios respetuosos con el medio ambiente. A la vez quiero recordar que debemos exigir a los gobiernos que aumenten el gasto en investigación y desarrollo. Nada más.

 

Nota del autor: El libro Una misión crucial se terminó de escribir en noviembre de 2019 para ser publicado en los primeros meses de 2020, pero se interpuso la crisis del Coronavirus paralizando su edición. Todas las actividades humanas sufrieron un brusco parón, provocando la caída en picado de la economía mundial. Paradójicamente solo hubo un gran beneficiado: el medio ambiente. El descenso de desplazamientos con vehículos a motor y la disminución de la actividad industrial, se tradujo en menos contaminación, aguas más limpias y cielos más claros. Hay bastantes indicios para creer que la frecuencia con que surgirán extraños agentes infecciosos como el Coronavirus podría aumentar en las próximas décadas, debido a las importantes alteraciones que sufre la biodiversidad del planeta. Las páginas de Una misión crucial aspiran a poner freno al deterioro medioambiental.

Comparte: Constantino Ávila Pardo, autor de Ayora, lanza un nuevo libro: Una misión crucial