Sinarcas aprueba su Plan Local de Gestión de Residuos
Leer más
La Junta local contra el cáncer de Fuenterrobles recauda casi 6.000 euros
Leer más
El campo exige el “kilovatio agrario” y extender la rebaja del IVA a los pozos de riego
Leer más

Fuente elmundo.es

Un instructor de vuelo y un alumno sufrieron un accidente ayer en el Aeródromo de Requena tan sólo una semana después del siniestro de un helicóptero de la UME. El complejo ya registró otro accidente con un fallecido en 2005 -un piloto de extinción de incendios- y anteriormente un matrimonio andaluz pereció en sus proximidades. Demasiados siniestros para un complejo que además incumple sistemáticamente la ley y que, pese a las quejas de los vecinos próximos, ni la Guardia Civil ni Medio Ambiente han actuado.

En la resolución del 19 de julio de 2002 de la Secretaria General de Medio Ambiente publicada en el BOE queda claro que las avionetas no pueden sobrevolar el núcleo urbano próximo, El Rebollar, ni sus ruidos superar en ningún momento los 63,5 decibelios. Desde hace años los vecinos denuncian el tránsito constante y diario de las avionetas sobre sus casas, en muchos casos con pilotos inexpertos que están aprendiendo, como en el caso del accidente de ayer.

Pese a eso y a constar una denuncia de la alcaldesa pedánea en el cuartel de la Guardia Civil de Requena desde hace años, nadie está haciendo cumplir la ley. El riesgo de que uno de esos pilotos sin experiencia tenga un percance en el núcleo urbano tendrá responsables si el Consell y las fuerzas de seguridad no actúan ya.

Comparte: El Consell debe actuar en el aeródromo de los accidentes