Llega a Cofrentes CONFLUENTUM MUSIC 2021, una serie de tres cursos de perfeccionamiento musical en trombón, trompa y trompeta
Leer más
La banda juvenil de Jalance celebrará su audición de fin de curso este sábado 26 de junio
Leer más
La nueva normativa de las mascarillas: no serán obligatorias en el exterior si hay al menos 1,5 metros de distancia
Leer más

Requena (26/08/17)  The Pink World from Requena-Aymara Carrascosa

España es un país de dos bandos, derechas e izquierdas, Belenistas y de La Campanario…

Hace unos días, Kiko Hernández  soltó una gran bomba en Sálvame asegurando que Campanario lleva años obsesionada con la “ex” de su marido. Según el colaborador, una persona muy cercana al matrimonio de María José Campanario y Jesulín de Ubrique se habría puesto en contacto con él para contarle la extraña obsesión que esta tiene con Belén Esteban.

La obsesión ha dejado a todos con la boca abierta, al parecer María José guarda en su casa una gran colección de cajas de zapatos en las que tiene guardados todos los recortes con los artículos sobre la vida y milagros de Belén Esteban en la prensa.

La mujer del torero  lleva meses entrando y saliendo de varios centros de salud mental, la versión oficial es que padece fibromialgia, y que estos fuertes dolores le hacen permanecer ingresada. Pero para “Los Belenistas” o lo que es lo mismo El Sálvame, la presunta obsesión empieza a tomar tintes de thriller. Según sus fuentes, lo que realmente le pasa a Campanario es que tiene una depresión  y una obsesión enfermiza por ser como Belén Esteban.

Si han leído bien “POR SER COMO…” Que alguien desee asemejarse a la “Princesa del pueblo” se antoja escalofriante y digno de La Metamorfosis de Kafka.

Los que apoyan este diagnóstico no oficial se basan en el nuevo aspecto que presenta la eterna rival de Belén,  que ha dejado de lado su castaño para lucir un look rubio, similar al de la colaboradora.

A esto le sumamos los kilitos de más que Mª José ha cogido, que según dicen son para imitar la curva de la felicidad que muestra Belén en todas sus imágenes veraniegas.

El culebrón del verano no ha pasado desapercibido para Belén, quien aseguró en su programa que tanta casualidad, en pelo y en kilos, le daba «un poco de miedo». Y como la de Paracuellos no da puntada sin hilo, alimentó los rumores y el suspense con una frase lapidaria: «Hay cosas que suceden y no puedo contar».

Pero no piensen que la cosa termina aquí. El último gran enemigo conocido de Belén Esteban, Toño Sanchis, también ha querido dar su opinión sobre la metamorfosis. Para el ex-representante la cosa es al revés: “Para mí, esa obsesión de Belén hacia la mujer de Jesulín rozaba lo enfermizo. Y lo digo porque lo he vivido yo. Las barbaridades que esta señora y su familia han dicho de Campanario… Lo más suave que he escuchado que decían sobre ella era cuando la apodaban ‘La Poni’”

Mª José que en una de las salidas del centro psiquiátrico donde está ingresada mandó un mensaje a Sálvame: «Un consejo: probad a meteros el dedo por el ‘pompis’ y haceos los muertos, así el país estaría mucho mejor, diría que hasta el mundo».

Pero ellos, lejos de hacerle caso, siguen erre que erre con la polémica del parecido con Belén. Incluso  hablaron con Remedios Torres, madre de Campanario, quien ha desmentido rotundamente que su hija esté obsesionada con Belén Esteban. Además se quejó de que su hija ha pasado de ser una enferma a ser el títere de Belén Esteban.

Mientras, en Ambiciones, su marido, que nunca dice ni blanco ni negro, ni sí ni no, respondió a la polémica bromeando en tono irónico y admitiendo que él sólo habla con dinero de por medio.

Telecinco ha encontrado su nueva gallina de los huevos de oro, y ha empezado dar pistas sobre el topo: “Se trata de un hombre, muy próximo a Jesulín, lleva su sangre, está casado con una periodista…”, con este último dato, todos tenemos claro que se trata de Víctor Janeiro, hermano pequeño de Jesús.

Lo que yo personalmente no puedo llegar a entender es como una cadena que en su día pidió en boca de su presentador Jorge Javier Vázquez a sus colaboradores que del tema (la adicción de Belén Esteban a las drogas) no hablaran, ya que «una persona tiene derecho a decidir hasta donde quiere contar”, decide hacer sangre de otro personaje del corazón que ya sea por una depresión o por fibromialgia también está enferma.

Comparte: ¿Quién está obsesionada con quién?