Cruz Roja consolida su labor social en Requena gracias al apoyo de socios y socias
Leer más
El Departamento de Salud de Requena baja su Tasa de incidencia a 71.53, por bajo de la media de la CV y nacional
Leer más
El requenense Fidel Navarro publica, “El Gran Secreto del Laberinto de la Vida”, Manual para iluminarte
Leer más

Requena (29/03/17). Aymara Carrascosa

The Pink World from Requena

¡OH MY GOD! El Matrimonio Trump No Duerme Junto

La revista americana “Us Weekly” afirma que Melania se niega a compartir cama con Donald Trump, y que raramente duermen en la misma ciudad.

Claro que no duermen en la misma ciudad, no hay que ser muy listo para saber que si él vive en La Casa Blanca y ella en La Torre Trump no duermen en la misma ciudad.

La Primera Dama actualmente reside en Nueva York con su hijo Barron de 11 años, para no interrumpir el curso escolar, y según las malas lenguas, de paso puede poner kilómetros de por medio.

La revista cita varias fuentes, «Tienen habitaciones separadas» o «Nunca pasan la noche juntos», son algunas de las afirmaciones que aseguran dice un miembro del entorno de Melania.

Otra de las fuentes citada por Us Weekly, supuestamente un familiar: «Melania quiere estar con Donald lo menos posible. Ella pasa de Donald, de la presidencia o de cualquier cosa que le obligue a involucrarse».

Tras salir todo esto a luz, el representante de la modelo ha negado todas estas afirmaciones. Argumenta que no se han dado los nombres de las fuentes, y por lo tanto cuestiona la información publicada.

La periodista Kate Andersen Brower en su libro titulado “Primeras Mujeres: La Gracia Y El Poder De Las Primeras Damas Modernas De Los Estados Unidos” hace referencia a que la mayoría de ellas no se sentían cómodas en su nuevo hogar.

Martha, la mujer del primer Presidente de los EE.UU, George Washington, se consideraba “una prisionera del Estado”. También Jacqueline Kennedy, la primera dama más imitada proclamó: “Si hay una expresión que quiero que no se me aplique, es primera dama. Suena a caballo de monta”. Incluso Michelle Obama, dice en el libro de Brower, que vivir es la Casa Blanca es como “vivir en una cárcel realmente linda». Y está el caso de Lady Bird, la esposa de Lyndon B. Johnson que en cierta ocasión confesó “hubiera preferido quedarme en Texas”.

No nos echemos las manos a la cabeza, Melania no es la primera que se siente «abrumada». Según afirma su estilista Phillip Bloch «Este es el sueño de Trump, no el de ella».

A la autora le gustó especialmente una definición de Laura Bush: “para elegir a un presidente hace falta una nación entera, a nosotras, en cambio, nos elige un hombre solo».

 

Comparte: ¡Oh my god! El matrimonio Trump no duerme junto