La Asociación de Jubilados y Pensionistas de Ayora reabre sus puertas el viernes 25 de junio
Leer más
Llega a Cofrentes CONFLUENTUM MUSIC 2021, una serie de tres cursos de perfeccionamiento musical en trombón, trompa y trompeta
Leer más
La banda juvenil de Jalance celebrará su audición de fin de curso este sábado 26 de junio
Leer más

LA MEDIACIÓN FAMILIAR: Pautas y consejos para el éxito del núcleo familiar. 
La mediación ha existido siempre aunque ha estado denominada de forma diferente. Es una de las formas más antiguas de solución de conflictos, problemas y disputas. Los antecedentes más inmediatos con los que podemos relacionar la mediación surge en Estado Unidos en la década de los 60 (siglo XX). Los primeros avances en mediación, llegaron a Europa en los años 70 y desde entonces se ha incrementado de una forma u otra en los distintos países.

La mediación familiar se lleva a cabo principalmente cuando aparecen conflictos derivados de una ruptura de pareja (separación/divorcio); el mediador en este caso promueve y facilita que las personas afectadas encuentren sus propias soluciones en cuanto a la reorganización de la familia: aspectos relacionados con la atención y educación de los hijos/as, organización de las responsabilidades, cuestiones relativas al reparto de las cargas económicas, siempre teniendo en cuenta ambas partes para generar un acuerdo entre ambas (negociación). Aún así la mediación familiar abarca diferentes tipos aparte del conyugal, como: conflictos fraternales, parentales e intergeneracionales (Abuelos y nietos).

Este artículo tiene como finalidad el poder otorgar una serie de pautas y consejos para aquellos padres en trámites de separación en cuanto a sus hijos e hijas:

  1. Concederles  expresar sus sentimientos.
  1. Deben dejar evidentes los diversos cambios a los que van a ser sometidos y que entiendan que son de carácter permanente.
  2. Dialogar con ellos/as para poder eliminar los sentimientos de culpa, ya que a veces pueden sentir que son los únicos culpables de la separación.
  3. Es imprescindible el no discutir en presencia del niño/a, y mucho menos sobre custodia, visitas o manutención.
  4. Aunque es difícil, es primordial el no introducir más cambios que los necesarios ( vivienda, colegio, amigos), debido a que ya están pasando por momentos de cambio difíciles para ellos/as.
  5. Aunque la pareja se haya separado no se debe  separar de las personas cercanas como son hermanos, abuelos y otros familiares que son importantes para ellos/as.
  6. Esencial informar al colegio de la nueva situación.
  7. Muy importante no expresar sentimientos de tristeza delante de ellos/as, ya que no tienen que percibir la situación como algo negativo.

Por último, ayudar a un niño/a a que puedan comprender las razones del por qué la disolución del matrimonio de sus padres, no es tarea fácil y para ello, deben buscar la mejor forma de comunicar a un hijo/a el divorcio:

  1. Buscar el momento idóneo, es decir, un momento tranquilo para toda la familia y poder explicar los diversos cambios.
  2. No mostrar hacia los hijos/as el sentimiento de preocupación y por supuesto no perder el control de la situación.  Imprescindible presentar la ruptura como una decisión de forma conjunta.
  3. Es necesario que el niño/a esté informado de todo para llegar a comprenderlo, pero nunca deben de posicionar a un hijo/a a favor de uno de los dos cónyuges, estarán cometiendo un gran error. Piensen que están tratando con niños/as menores.

Desde Centro Psicopedagógico Gabaldón disponemos de un departamento de Psicología Jurídica enfocado a tratar todos estos temas, tanto desde el punto de vista psicopedagógico con los menores como el asesoramiento jurídico con los padres. Realizando informes periciales si fuera preciso en aquellos casos que lo requieran.

 

Arancha Hernández Murcia.

Pedagoga

Centro Psicopedagógico Gabaldón

www.centropsicopedagogicogabaldon.com

 

Comparte: La medicación familiar