En el Caso Taula, Antifraude acredita contrataciones irregulares en Enguera y Requena
Leer más
Mario Sánchez, alcalde de Requena, insiste en su total y absoluta inocencia
Leer más
El Cetro Ocupacional Maria Rafols para personas con diversidad funcional te invita a conocerlos
Leer más

EL OBSERVATORIO DEL TEJO / JULIÁN SÁNCHEZ

Recuerdo que cuando era chico, periódicamente acudían a Requena unos individuos ostentadores de una verborrea espectacular, los cuales pregonaban sus productos desde unas destartaladas furgonetas, en cuya improvisada atalaya efectuaban unas peculiares subastas a las que la gente concurría de forma curiosa e interesada, y solían algunos/as “picar” llevados por la divagante cháchara del pertinaz “orador” de turno.

Uno de estos declamadores más famosos y dispuestos solía responder al seudónimo de Tío Pepe y era capaz de estar hablando cuatro o cinco horas sin pausa ni equivocación apreciable. El concurrente solía comenzar la presentación de cada oferta por una manta al precio de veinte duros y, con intención de animar al personal, seguía incrementando el ofrecimiento, añadiendo al producto anterior otra manta, una mantelería, un juego de vasos, otro de escobas, unos pantalones vaqueros, una almohada… Así hasta conformar una auténtica montaña de bagatelas que solían adjudicar al final por los veinte duros primarios, que el adquiriente/a de turno atesoraban tras el abono de la cantidad estipulada, marchando más que satisfechos y plenamente convencidos del magnífico negocio realizado, ignorando la auténtica realidad de la transacción, la cual no venía a ser otra sino que el negocio lo había realizado realmente el palabrero mercader.

Que los líderes de Podemos nos recuerden cada día más a aquellos desaparecidos charlatanes no tiene ya duda ninguna, hay que ver bajo que premisas se nos presentaron y hay que ver lo que vamos descubriendo cada día de su verdadera cualidad. Los justicieros de la “casta” no aparentan otra cosa que ser una casta muchísimo más peligrosa que la que hasta ahora hemos venido padeciendo los sufridos españoles y no hay más que tirar mano de las evidencias que cada día afloran ante los ojos de quienes no quieren mirar para otro lado ante tanto despropósito.

Son muchos los medios de todo índole ideológico que se han venido haciendo eco de una evidencia notable y palpable consistente en que Pablo Iglesias, secretario general de Podemos  y número 1 en el ranking o rol oficial del partido, estuvo ofreciendo los servicios de su agencia de servicios audiovisuales, Producciones con Mano Izquierda, como si fuera una empresa, cuando en realidad su estatus jurídico viene a ser legalmente el de una asociación cultural sin ánimo de lucro, tal y como consta en el Registro Nacional de Asociaciones.

Según fuentes de la propia productora que publica el diario digital Eleconomista.es,  esta nueva sociedad es la que se encarga ahora de los proyectos audiovisuales, mientras que la asociación cultural se ha quedado sin actividad. La sociedad limitada, que fue constituida el 23 de octubre de 2013, unos meses antes de que se formalizase legalmente Podemos, por Juan Carlos Monedero, cofundador de Podemos, número 3 de la formación y compañero de Iglesias en la Complutense, ingresó 425.150 euros en sus dos primeros meses de vida, sin tener trabajadores en nómina.

La productora logró un resultado de explotación de 365.442 euros entre el 23 de octubre y el 31 de diciembre, porque apenas registró unos gastos de 59.600 euros. Así, el beneficio neto fue de 295.025 euros, según consta en las cuentas de la productora. Monedero también es el accionista único de Motiva 2 Herramientas de Pensamiento. La fundó en 2004, no ha presentado cuentas y su objeto social es «comercio al por mayor». Ya analizaremos posteriormente con más detenimiento esta información.

Conocido es también por su amplia repercusión el informe emitido por la Universidad de Málaga donde se mantiene que Iñigo Errejón incumplió su contrato con dicha universidad y también la ley de incompatibilidades. El número dos de Podemos llegó a reconocer al instructor del expediente que había cobrado por otras actividades y trabajado en Madrid pese a que ambas circunstancias estaban limitadas en el contrato de investigación firmado en marzo por el propio Errejón. La propuesta de expediente se extiende también a  Montero tutor de Errejón y miembro también de Podemos por haber permitido que éste no desarrollara su labor conforme a lo suscrito.

Siguiendo con las supuestas actividades de Errejón, el diario digital anteriormente citado, publicó la noticia el pasado día 13 consistente en que  el número 2 de Podemos jugaba un doble papel en la financiación que Venezuela ha estado dando en los últimos años a la Fundación Ceps (Centro de Estudios Políticos y Sociales), en la que participaban varios miembros del partido, incluido Pablo Iglesias. Dicho convenio fue establecido justo un mes antes de la fundación de Podemos el 17 de enero de 2014.

El plan de actuación y los presupuestos para 2014 firmados por Errejón como secretario habrían ascendido a un total, incluyendo la financiación ecuatoriana, de 780.000 euros, al cambio actual. Entre los contratos figuran por ejemplo un convenio de ciencia e investigación con el Ministerio del despacho de la Presidencia de la República Bolivariana de Venezuela por 296.000 euros.

De los tejemanejes administrativos y fiscales de ésta operación da cuenta el mencionado diario poniendo negro sobre blanco que la Fundación Ceps tuvo unos ingresos en 2013 de 798.049 euros. Sin embargo, estaba exento del pago de impuestos debido a que a su actividad no era, en principio, mercantil sino propia de su actividad. Por consiguiente, en las cuentas anuales, la base imponible es de cero. La organización ingresó en 2013 un 3% más que en 2012, pero aun así entró en pérdidas. Tuvo unos números rojos de 2.112 euros frente al excedente de 138.984 euros. A lo largo de 2013, la recta final para la creación de Podemos, los gastos de personal de Ceps se elevaron en 73.000 euros hasta los 374.509 euros y los gastos generales subieron en otros 70.000 euros hasta los 382.386 euros. También  afectó a la cuenta de resultado la debilidad del dólar y el bolívar registrando un deterioro de 35.000 euros.

Volviendo al affaire del “desaparecido” Monedero, el diario “El Plural” ya denunció en su momento que según lo declarado por el número 3 y, dicha manifestación se ajusta a los hechos, el profesor estuvo sin facturar los trabajos realizados en el exterior (especialmente Venezuela) durante dos años, obviando que la ley expresa que cada trabajo debe facturarse en su tiempo y, consecuentemente, satisfacer los impuestos devengados al efecto. Pero muy al contrario, Monedero fundó posteriormente para sí mismo una sociedad interpuesta sin trabajadores facturando entonces los supuestos trabajos realizados con anterioridad al establecimiento de la sociedad con la presumida intención de evadir impuestos, beneficiándose de una sustancial rebaja de 27 puntos de la cuota a abonar por IRPF. Si eso no aparenta ser una evasión fiscal en toda regla que vengan los expertos a confirmarlo.

Monedero se libró de un supuesto expediente de delito fiscal como consecuencia de la presunta avidez de Montoro en interponer sus intereses de partido a sus obligaciones como gestor público y, en consecuencia, en lugar de dejar a los inspectores de la Agencia Tributaria hacer su trabajo en tiempo y forma, se dedicó a filtrar los datos fiscales y las actuaciones de la Agencia Tributaria para poner a los medios afines tras la pista del perverso profesor. Con ello además de echar otro montoncito de dinero público al cesto de la promoción electoral de un partido que no puede vivir sin ella, puso en sobre aviso al supuesto infractor quien optó por desaparecer de la escena pública hasta que sus asesores fiscales interpusiesen la oportuna declaración complementaria que evitase su posible sanción o, lo que hubiese sido todavía peor, un posible enjuiciamiento por supuesto delito fiscal.

Y dejemos la cosa ahí porque el artículo se haría interminable, pero lo que sí sería inteligente considerar es la idea de que estos pretendidos redentores de la moralidad, estos paladines de la justicia social, salva patrias de nuevo cuño y definidores de la democracia, previos éstos antecedentes aportados con anterioridad a su posible asunción de las responsabilidades y destinos públicos, se han da otorgar solución a nuestros consabidos problemas con honradez y eficacia, muy posiblemente podamos esperar sentados. Pero no viene a ser esto, con ser mucho, lo más preocupante, lo peor puede llegar sobre la base de su concepción programática de organización, como consecuencia de su supuesta idea primaria de otorgar a nuestro país una constitución similar a la chavista venezolana y todos somos conscientes de cómo está el país hermano.

Se está criticando la denominada “Ley Mordaza”, recientemente aprobada en nuestro parlamento y no seré yo quien venga aquí a defenderla, pero todo esto puede quedar en una broma si en nuestro país llegan a aplicarse las formas y métodos que practica el gobierno chavista de Caracas. Que pregunten a los miles de opositores encarcelados simplemente por ejercer éste derecho, porque a los muertos ya no les pueden preguntar.

Huyamos de personajes precursores de ideologías metamorfoseadas y presuntamente enmascaradas bajo una falaz envoltura aparentemente socialdemócrata, los cuales no intentan más que ocultar otras pretensiones que ya dejaron su sello en etapas provenientes del más duro de los sovietismos del gulag o de las deportaciones siberianas. En España ya pasamos por la triste etapa de la dictadura y muchos ya nos arriesgamos en su tiempo a efectos de poder llegar a superarla cuando los charlatanes de hoy no eran más que unos embriones de persona. La libertad no se mercantiliza, se obtiene con sacrificio, sangre, sudor y lágrimas, por lo tanto es algo que no se negocia ni se puede, ni se debe poner en cuestión, vamos, ni de lejos.


Comparte: Los Charlatanes