EFOW y CECRV acogen con satisfacción la moratoria arancelaria acordada entre EE.UU. y la UE  
Leer más
COAG y CERES denuncian que las explotaciones de titularidad femenina tienen más difícil acceder a las ayudas agrarias
Leer más
Agrobobal rinde homenaje a Carmina Cárcel - DO Utiel Requena - en el día de la Mujer Trabajadora
Leer más

Requena (24/11/18) Aymara Carrascosa // The Pink World from Requena

Antes de terminar el año 2018, nos quedaba una gran boda de la que hablar: el enlace de Marta Ortega y Roberto Torreta. La pareja contrajo matrimonio tras dos años de relación. Para la novia este era su segunda vez, ya estuvo casada con el jinete Sergio Álvarez-Moya entre 2012 y 2014,  y para el novio la de este fin de semana era su primera boda.

La Coruña ha sido durante el fin de semana la capital de la jet-set internacional. Tres actos diferentes para celebrar el matrimonio entre los herederos de la moda Marta Ortega, hija del fundador de Inditex, y Carlos Torretta, hijo del diseñador Roberto Torreta.

La pareja se daba el ‘sí, quiero’ este viernes, en la casa familiar de Amancio Ortega, una zona exclusiva junto al Real Club Náutico de La Coruña. La ceremonia civil celebrada en la más estricta intimidad y a la que solamente acudían los familiares y amigos más cercanos. El notario de cabecera y amigo personal del padre de la novia, fue el encargado de unir a la pareja en matrimonio, bajo separación de bienes. En este mismo sitio fue donde el pasado mes de marzo, se celebró la pedida de mano. El cocinero Pepe Solla diseño el almuerzo servido en la casa tras el enlace.

Para la ceremonia la novia  vestía un diseñado exclusivo, creado por la firma Valentino Haute Couture. Diseñado por Pierpaolo Piccioli, un vestido nada tradicional y en color rosa claro. Un dos piezas compuesto por una camisa de gasa con cuello chimenea y manga larga abullonada transparente, la cintura enmarcada con un lazo en la izquierda y una falda plisada recta muy romántica. Un look muy actual y femenino que ha conseguido reflejar el estilo de Marta.

Cubría su cabeza con un sencillo y largo velo y una corona de flores que le daba un toque bucólico a su look nupcial. Completaba el estilismo con unos zapatos de salón escotados de piel en el mismo tono que el vestido. Como joyas elegidas: su anillo de pedida, unos sencillos pendientes de brillantes rosas, otro pendiente en el cartílago, y en su muñeca, un hilo azul para cumplir con la tradición de algo viejo, algo nuevo y algo azul.

A juego con la corona, la novia lucía un ramo floral, obra del florista francés Thierry Boutemy, inspirado en los colores de la naturaleza gallega.

Por su parte, el novio llevaba un traje clásico en color azul medianoche, confeccionado a medida por una sastrería de Savile Row. La madre y la hermana de Carlos lucían, como no podía ser de otra manera, diseños de Roberto Torretta. La firma de Inditex Massimo Dutti fue la encargada de los trajes de los niños presentes en la ceremonia, incluido el del pequeño Amancio, (el niño que tuvo Marta hace cinco años con su primer marido, el jinete Sergio Álvarez), y los testigos por parte de la novia.

La celebración posterior con banquete tuvo lugar en las instalaciones del Club Náutico. Tras el cóctel los novios se unieron al resto de invitados, unos 400.  El Real Club Náutico cerrado a cal y canto para la exclusiva celebración al precio de 28.000 euros, fue decorado por la empresa especializada en eventos Pro First y el florista Thierry Boutemy.

Para la cena la hija de Amancio Ortega decidió cambiar su indumentaria por otro conjunto de la casa italiana, pero radicalmente diferente. Pues estaba compuesto por esmoquin y camisa con transparencias todo en negro.

En la cena del viernes no falto la comida tradicional gallega, el pulpo, quisquillas o percebes. La cena en el Náutico corrió a cargo del chef gallego Javier Olleros, y de Ricardo Sanz, de Kabuki para los postres.

El fin de semana intenso no terminaba aquí. Tanto el recién estrenado matrimonio como sus 400 invitados han encadenado dos días de fiesta y muchas emociones. El sábado la fiesta se trasladó al Centro Hípico Casas Novas. Sobre  20:00 un pasillo de fuego dio la bienvenida a los recién casados.

La recién casada lucía un vestido largo metalizado de color plata cubierto de lentejuelas, con cuello redondo sin mangas. El modelo tenía laterales de satén que dejaban la espalda totalmente al descubierto. A su llegada la novia lo oculto bajo un elegante abrigo largo de color claro.

La decoración del lugar estaba inspirada en la naturaleza de Galicia y en especial en su bosque atlántico. El menú de la cena corrió a cargo del chef Albert Adrià, que sirvió crema de parmesano con trufa negra, mini shitakes en escabeche oriental, tomates con gelatina de su consomé, guisantes y manitas de cerdo a la menta, y coliflor con caviar. La repostería fue obra del repostero francés Cédric Grolet.

Mientras que en la fiesta del viernes en Club Náutico, los invitados lucían estilismos más relajados y formales, el sábado sacaron el esmoquin y el vestido largo.

Entre los invitados del fin de semana encontramos al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y su mujer Eva Cárdenas que ha trabajado hasta hace poco en Inditext. Y entre los rostros conocidos se encontraban Eugenia Silva y su marido Alfonso de Borbón, Amaia Salamanca y Rosauro Varo, Jon Kortajarena, Samantha Vallejo Nágera, Diego Osorio y su novia, Jordan Joy Hewson (hija de Bono de U2), Álvaro Falcó, (hijo del marqués de Cubas y Marta Chávarri) junto a su novia Isabelle Junot, (hija del exmarido de Carolina de Mónaco, Phillipe Junot).

Entre los amigos del mundo de la hípica estuvieron la rica heredera y amazona Athina Onassis, nieta del famoso armador griego Aristoteles Onassis, o Jessica Springsteen, hija del cantante Bruce Springsteen.

La fiesta se celebró en la pista central sobre la que se colocó una plataforma elevada unos metros por encima del suelo para evitar la incomodidad de la arena. Un dron sobrevolaba el complejo para tomar fotos. También se instalaron grandes pantallas para proyectar imágenes de los momentos más emocionantes del enlace.

La sorpresa de la noche fueron las actuaciones de música en directo, a cargo de Norah Jones, Jamie Cullum y Chris Martin, vocalista de Coldplay. Gracias a las cuentas de Instagram de algunos de los invitados al evento hemos conocido muchos de los detalles de lo que ocurrió en la fiesta, como el primer baile, la tarta etc…

Para la fiesta y baile posterior Marta Ortega se quitó el vestido largo plateado, para ponerse otro diseño de Valentino en color rosa. Un modelo palabra de honor de rayas blancas y rosas que contaba con una falda voluminosa y un llamativo escote que terminaba con un lazo.

A pesar del alto nivel adquisitivo de los asistentes, Marta y Carlos señalaron en las invitaciones, que ambos preferían que se done dinero a una ONG dedicada a niños con parálisis cerebral, en vez de hacerles regalos. Se trata de una causa que le toca bien de cerca a la heredera de Inditex: su hermano Marcos, fruto del matrimonio de Amancio Ortega con su primera esposa, Rosa Mera, nació con un caso muy acusado de esta minusvalía.

La pareja ha obsequiado a sus invitados con una exclusiva barra de labios parisina creada por la Bouche Rouge. El labial de la casa francesa, valorada en 160 euros, tiene la peculiaridad de ser recargable y ecológico. Estaba personalizado con las iniciales de los contrayentes M y C.

Se han desembolsado más de 20 millones de euros por todo un fin de semana de celebraciones, aunque algunos han elevado la cifra a 30 millones. Sólo las actuaciones musicales han costado más 5 millones de euros. Parte del presupuesto se han destinado para adecuar los dos recintos de cara a las celebraciones, que han sido organizadas por la empresa de eventos Pro First.

Los invitados también han tenido a su disposición de dos hoteles en A Coruña alquilados por la familia de Inditex para todo el fin de semana. Unas 200 habitaciones por las que se han desembolsado más de 35.000 euros. Allí se puesto a disposición una treintena de especialistas encargados de prestar servicios peluquería y maquillaje horas antes de la gran fiesta del sábado 17.

El mundo a los pies de la niña de los ojos de Amancio Ortega

Comparte: La boda de la heredera