EFOW y CECRV acogen con satisfacción la moratoria arancelaria acordada entre EE.UU. y la UE  
Leer más
COAG y CERES denuncian que las explotaciones de titularidad femenina tienen más difícil acceder a las ayudas agrarias
Leer más
Agrobobal rinde homenaje a Carmina Cárcel - DO Utiel Requena - en el día de la Mujer Trabajadora
Leer más

Requena (07/10/17) Aymara Carrascosa –  The Pink World from Requena

Fran Álvarez, ha concedido una entrevista en exclusiva al periodista Aurelio Manzano para la revista Lecturas. Tal vez te preguntes: ¿Que quién es Fran Álvarez? Bueno pues es el exmarido de Belén Esteban.

El camarero que siempre presumió de sus silencios, aunque por detrás se despachaba a gusto con algunos periodistas, ahora se desahoga en público. Lo hace en la portada de la revista que, en su día, fue la de cabecera de Belén, que ahora se ha pasado a Semana. Pero les voy a contar un secreto estos “cuernos revisteros” no lo son tanto dado que ambas revistas pertenecen a la misma empresa.

En las siete páginas que ocupa la entrevista, Fran nos descubre la pesadilla que vivió junto a la de San Blas. Aprovecha para destilar veneno mientras sonríe posando y cobrando, porque aquí nadie habla gratis.

La historia de amor entre Belén y Fran se fraguó en un obrero barrio madrileño. A los meses de separarse de Jesulín, Belén se dejaba ver por ‘El Rascacielos’ un típico bar castizo propiedad de la familia de Fran. Entre idas y venidas de su noviazgo, Belén salió con con Óscar Lozano y Dani DJ. Pero los jóvenes que eran amigos de toda la vida se volvieron a juntar en 2006.

En 2008 decidieron darse el “sí, quiero”. La preparación de la boda fue una aventura: no encontraban lugar para celebrarlo, algunos invitados declinaban las invitaciones y las marcas de novias no querían vestir a Belén que acabó comprándose el vestido en El Corte Inglés. Pero en junio de ese año se casaban y comenzaban cinco años de matrimonio.

Antes del primer aniversario de boda anunciaron su divorcio. Ambos coincidían en que se querían mucho pero que lo suyo era imposible.

Para la comunión de Andrea Janeiro se reconciliaron. Juntos y felices celebraron su primer aniversario de boda. Pero la grieta en su relación no dejaba de crecer. Las rupturas y las reconciliaciones cada vez eran más frecuentes. Tanto Belén como Fran siempre han asegurado que a pesar de que se amaban con locura siempre andaban “a la gresca”.

Fran lo explica así: “Juntos éramos una bomba de relojería y aunque nuestros problemas afectaron a nuestra relación en un 80 por ciento, creo que los dos teníamos un carácter muy fuerte, que chocaba. No es normal que nos hayamos separado más de ocho veces. Cuando nos separábamos, me echaba de casa y luego me mandaba a buscar con Toño. Nuestro matrimonio estaba abocado al final desde el primer año”

En los casi cuatro años de matrimonio sus rupturas fueron constantes e incluso hubo terceras personas. Tras cada separación Fran se refugiaba en Arantxa, la madre de su hijo.

La última de sus rupturas fue un mes antes de que celebraran su cuarto aniversario de boda. Belén explicaba en ‘Sálvame’ que no había vuelta atrás y que ambos habían firmado los papeles del divorcio.

Fran intenta ir de bueno en la entrevista, pero al final acaba dándole fuerte a su ex. Comenta que no ayudó a la pareja que él no trabajara, pero achaca esta decisión al deseo de Belén de mantenerlo «en esa jaula de oro para que dependiera de ella, incluso económicamente”

Comenta que fueron sus cinco años de matrimonio donde tocó fondo debido a sus problemas con el alcohol. «Rocé el infiero con la bebida. Eso me llevó también a coquetear con otro tipo de sustancias. Fue mi mayor desgracia».

Por cierto que el muchacho se ofrece para ir a ‘Supervivientes’. Incluso afirma que contaron con él para alguna edición y que estaba todo casi firmado, pero Belén le vetó y él se quedó con las ganas.

La respuesta de Belén es el silencio, ha decidido permanecer callada en todo momento: “No le voy a dar ni un minuto, aunque me tengáis que coser la boca con punto de cruz”.

Comparte: Belén y los Fantasmas del Pasado