El Centro de Juventud de Requena acoge la presentación del documental "We Are Humans"
Leer más
Ximo Puig solicita mantener el pasaporte COVID hasta el 28 de febrero y destaca el refuerzo de la atención primaria
Leer más
Visto bueno del CSN para la instalación de una planta solar fotovoltaica en la central nuclear de Cofrentes
Leer más

Hablamos con Julio Prieto Díaz, asesor vitícola, ingeniero agrónomo, enólogo, y uno de los mejores Youtubers de la viticultura nacional.

Requena (07/11/2021)- Yolanda Hernández S.

Algo inusual está pasando en la comarca, y es que, tras la vendimia, las cepas han seguido brotando, incluso dando nuevos racimos como podéis ver en la foto. Sabemos que, en lugares como Ecuador o Bali, este fenómeno es algo habitual, llegando a tener dos cosechas anuales por las temperaturas que se dan. Pero en nuestra comarca no es lo normal. Quizás el cambio climático está afectando a que se produzcan estos cambios, pero con el periodo de maduración que necesitan las uvas, de momento es prácticamente imposible que lleguen a cuajar.

Ante la preocupación de este hecho, hablamos con Julio Prieto Díaz para saber su opinión, como profesional, ya que es: asesor vitícola, ingeniero agrónomo, enólogo, y uno de los mejores Youtubers de la viticultura nacional.

Julio nos explica que es imposible, que con las primeras heladas que se suelen dar a partir de noviembre, podamos tener un segundo ciclo de maduración. Con esta nueva producción la cepa va a gastar energía. Una energía que vamos a necesitar para que se acumule en los órganos de reserva para la brotación del año que viene. Seguramente, las cepas más viejas no tendrán problemas, pero sí, las más jóvenes o de reciente plantación. Ahora lo más importante es que las plantas no gasten energía en crecimientos y producciones indebidas. Si vemos que estos racimos nuevos cuajan hay que quitarlos”.

Comparte: Las cepas de la comarca volvieron a brotar