Cruz Roja Ayora pone en marcha una exposición para concienciar acerca de los objetivos de desarrollo sostenible
Leer más
LA UNIÓ pide al Ministerio de Agricultura medidas extraordinarias para el sector vitivinícola, antes de empezar la próxima vendimia, con fondos propios
Leer más
Tan solo Caudete de las Fuentes, Utiel y Requena tienen positivos por Covid en estos momentos
Leer más

Requena, (03/10/19). Redacción.

Las brigadas forestales de la Diputación de València han retomado, desde el 1 de octubre, el plan de trabajo habitual para los meses de otoño, invierno y primavera. Así, una vez pasado el período de máximo riesgo de incendios forestales, los efectivos de Divalterra dedicarán la totalidad de su jornada laboral habitual a la prevención de incendios forestales mediante trabajos de silvicultura preventiva.

En cuanto a los domingos y festivos, además de los días en que se establezca el nivel de preemergencia 3 por riesgo extremo de incendios forestales, las brigadas realizarán exclusivamente labores de vigilancia, tanto desde los puntos fijos de alta visibilidad como a través de rutas diseñadas a tal efecto.

Las principales tareas selvícolas desarrolladas por las brigadas forestales se centran en la adecuación de zonas de interfaz urbano-forestal, la apertura y mantenimiento de fajas auxiliares y áreas cortafuegos, y actuaciones en el entorno de pistas forestales, cauces y barrancos.

La valoración y priorización de estos trabajos se lleva a cabo desde una comisión de seguimiento en la que están representados el Consorcio Provincial de Bomberos, el servicio de Medio Ambiente de la Diputación de València y el servicio de Brigadas Forestales de Divalterra.

Movilizaciones en verano

En cuanto a los meses de verano, los efectivos de Divalterra han sido movilizados en 129 servicios entre el 1 de junio y el 30 de septiembre, de los cuales 55 se corresponden a incendios forestales. En estos casos, los brigadistas son movilizados por el Consorcio Provincial de Bomberos, actuandocomo servicios complementarios en incendios, donde centran su trabajo en labores de perimetraje y la creación de retenes tras el fuego.

Otra de las labores principales durante el verano han sido las comprobaciones de humo, que han sumado 44 servicios, y que permiten detectar columnas de humo que pueden ser indicadoras del inicio de un incendio forestal; disminuyendo así el tiempo de respuesta.

Asimismo, las brigadas han colaborado en siete servicios relacionados con la búsqueda de personas y han retirado árboles caídos que obstaculizaban el paso de vehículos en otras ocho actuaciones. Ya en el mes de septiembre, el temporal de lluvia que afectó al territorio valenciano ha ocasionado multitud de incidencias en las que continúan trabajando las brigadas de Divalterra.

En estos casos, los efectivos de la Diputación centran sus trabajos en la retirada de restos vegetales, achique de agua y limpieza de barrancos, calzadas y espacios públicos, además de ofrecer asistencia y ayuda al personal afectado.

Comparte: Las brigadas forestales de la Diputación incrementan las horas de silvicultura para prevenir incendios